¿Cómo saber si es cbd o thc?

Históricamente siempre se ha asociado a la planta del Cannabis con la Marihuana y el THC, pero al día de hoy está tendencia ha cambiado un poco al tenerse mayor conocimiento sobre el cáñamo y el Cannabidiol, esta balanza se ha equilibrado un poco.

Por un lado, tenemos al CBD, el cual se relaciona con efectos terapéuticos sin el poder de brindar ese colocón a quien lo consume, y por el otro, tenemos al THC, a quien si se le atribuyen los efectos psicoactivos del Cannabis.

Por esta razón, te invitamos a continuar leyendo este artículo, ya que hablaremos a detalle sobre el CBD y el THC, sus diferencias y por supuesto, de eso que les hace similares.

¡Vamos a ello!

Diferencias fundamentales entre el CBD y el THC

Antes de entrar en detalle, podemos adelantar que el común denominador de ambos cannabinoides radica en el hecho de que tienen su origen en la planta de la familia Cannabis Sativa, siendo estos, parte de su estructura química.

El Cannabis Sativa es un grupo vegetal muy diverso que presenta muchas subespecies, tipos variedades, siendo el cáñamo y la marihuana las variedades más famosas.

Y es aquí cuando empiezan las diferencias entre el CBD y el THC, pues mientras el primero es más fuerte en el Cáñamo, este último domina en la marihuana.

Eso sí, ambos son componentes cannabinoides en conjunto con los más de 150 que se han descubierto y, de la mano con los terpenos los componentes de estas plantas que hacen que al momento del consumo las personas perciban los diferentes efectos de estas.

En ese sentido y, partiendo de la base que el CBD y el THC son los componentes activos más estudiados del Cannabis, los vamos a comentar a continuación para comprender en qué se diferencian:

¿Qué es el CBD?

El Cannabidiol, conocido también como CBD, es un cannabinoide del Cannabis que, se encuentra en mayores niveles de concentración en la planta del cáñamo.

En ese sentido, este es el componente responsable de la popularidad que ha ganado el cannabis medicinal.

Pues con una cantidad importante de estudios a su espalda, se ha comprobado que cuenta con una serie de efectos terapéuticos que pueden ayudar en el tratamiento de determinados síntomas en diferentes enfermedades y patologías que afectan la salud.

El Cannabidiol no es un componente psicoactivo, por lo que a diferencia del THC, consumir productos a base de él no te dará ese colocón. Es más, el CBD cuenta con la capacidad de inhibir los efectos psicoactivos que presenta el THC.

Entre sus propiedades medicinales comprobadas, está su efecto antiinflamatorio, analgésico, neuroprotector, ansiolítico y demás propiedades que puede ayudar a tratar problemas como la epilepsia, dolor crónico, psoriasis, acné, entre otros.

¿Qué es el THC?

El Tetrahidrocannabinol o, THC como bien se ele conoce, es el componente que se encuentra en la marihuana con niveles muy altos, y si bien también está presente en el Cáñamo, sus niveles son menores que los del CBD.

El THC es el componente responsable de los efectos psicoactivos del Cannabis, y claro, es por esto que las personas que consumen marihuana empiezan a sentir esos efectos de subidón, alegría, euforia y después una relajación profunda.

Si bien actualmente hay cierto grupo que repudia a este cannabinoide, la verdad es que la más allá de esos efectos de subidón. El THC, al igual que el CBD, cuenta con efectos potenciales para aliviar el dolor crónico, además, ayuda notablemente a mejorar el apetito y combatir náuseas.

Diferencias entre el Cáñamo (rico en CBD) y la marihuana (rica en THC)

Como ya adelantamos en un principio, estas tanto el cáñamo como la marihuana forman parte de la familia Sativa del Cannabis, pero como diferencia principal, radica el hecho de su morfología.

Por un lado, tenemos al cáñamo, cuyos niveles de Cannabidiol son más elevados mientras que otros cannabinoides como el THC, presentan niveles muy bajos y en algunos casos no siquiera está presente. La marihuana en cambio si que cuenta con un mayor número de cannabinoides, siendo el THC, el mas “dominante”.

La planta del cáñamo es por su parte mucho más alta y resistente, mientras que la marihuana es una planta más baja, más ramificada y es mucho más compacta.

Estas son las diferencias más resaltantes, aunque si que existen otras más como, por ejemplo, los fines que presentan cada una, pues el cáñamo destaca más por su uso para fines terapéuticos, y la marihuana con un objetivo más recreativo.

Propiedades del CBD y del THC

En lo que respecta a las propiedades del CBD y del THC, destacan especialmente por ser muy diferentes, y al mismo tiempo contar con pequeños aspectos que las hacen similares.

Y en este caso, las propiedades terapéuticas se pueden considerar como ese factor que comparten en común.

El THC por su parte cuneta con propiedades analgésicas, lo mismo que el CBD, sólo este primer cannabinoide cuenta con la psicoactividad que produce el colocón a las personas y tiene una capacidad de relajación mucho más alta que la del CBD. Claro, es importante seguir esperando más estudios al respecto.

El Cannabidiol por su parte, los estudios le conceden propiedades antiinflamatorias, anticonvulsivas, antibióticas, ansiolíticas, además de una capacidad importante de aliviar el estrés, mejorar el descanso, la concentración y la calidad de vida en general.

Origen del CBD y del THC

Hasta ahora hemos mencionado brevemente que tanto en CBD como el THC, con componentes activos de la planta del Cannabis Sativa, siendo estos en conjunto con terpenos y demás cannabinoides, parte de la composición química de esta planta.

En ese sentido, el Cannabis Sativa es una especie vegetal bastante diversa, y muy resistente de la cual provienen el cáñamo y la marihuana, que, a pesar de sus diferencias notables, comparten la característica de tener una estructura química compuesta por los mencionados cannabinoides, terpenos y también, los flavonoides.

Del mismo modo, este par de cannabinoides se pueden encontrar en otras variantes del Cannabis Sativa, sólo que presentan una mayor concentración en estas dos, siendo allí el origen conocido del Cannabidiol y el Tetrahidrocannabinol

Afecta igual el CBD y el THC a nuestro cuerpo

Tanto el Cannabidiol como el Tetrahidrocannabinol desencadenan en nuestro organismo diferentes reacciones a través del sistema endocannabinoide y los distintos grupos de receptores cannabinoides del organismo, pero, estos efectos presentan sus diferencias entre sí.

En ese sentido, el THC por su parte puede afectar a diferentes partes del cerebro, en cambio, el CBD no desencadena alguna respuesta en nuestras capacidades mentales.

Por lo que en pocas palabras podemos decir que, mientras el THC cambia el funcionamiento de nuestra actividad cerebral, el CBD mantiene todo igual en este aspecto.

Como veremos más adelante, los efectos del CBD son propicios en líneas generales, para la relajación muscular, tratar convulsiones, aliviar el estrés, la ansiedad y demás patologías.

El THC por su parte, se le relaciona con ese defecto psicoactivo que genera ese subidón en quienes lo consumen, pero, también cuenta con propiedades antiinflamatorias, relajantes y por supuesto, narcóticas.

Te puede interesar saber cuánto duran los efectos del cbd en nuestro cuerpo

Partiendo de esta base, podemos detallar lo siguiente:

CBD

Aquí es importante destacar en hecho de como el Cannabidiol se diferencia de los demás cannabinoides, y es que presenta una manera de actuar un tanto diferente.

Pues mientras los cannabinoides desencadenan una reacción a través de los receptores cannabinoides alrededor de nuestro organismo, el CBD básicamente actúa en un segundo plano mediante el reforzamiento de toda esa red de receptores, claro, si bien este no deja de actuar con receptores en concreto, su manera de llevar a cabo sus efectos lo hace mediante un enfoque más global, y es por ello que cuenta con la capacidad para influir en:

  • El estado de ánimo.
  • El apetito.
  • La respuesta del sistema inmunitario.
  • El sueño.

THC

El CBD cuenta con una forma un tanto más sencillo de trabajar, ya que se une directamente con los receptores cannabinoides del cerebro y del aparato digestivo. Siendo esta interacción la causante de los siguientes efectos (obviando el subidón que causa):

  • Aumento en el apetito.
  • Tiempo de reacción con más lentitud.
  • Falta en la coordinación.
  • Estado mental más alterado.

Si bien tanto el CBD como el THC presentan efectos diferentes, vamos a comentar un punto importante que hace referencia al complemento de funciones entre los cannabinoides.

Hablemos del efecto séquito

En líneas generales, el efecto séquito se trata de esa potenciación de efectos cuando los diferentes compuestos de la planta (Cannabis en este caso) son consumidos a la vez. Y esto es gracias a esa sinergia que ocurre entre los componentes activos cuando se consumen juntos.

Siguiendo este principio el consumo de CBD con THC sería, además, una combinación bastante interesante, puedes bien sabido que el Cannabidiol en concentraciones mayores al THC de cierta manera inhibe la psicoactividad propia del THC, y claro, va a potenciar los efectos de este último.

¿Cuál es la situación legal en España del consumo de CBD y de THC?

La situación legal de este par de cannabinoides varía en función de cada país, asimismo, hasta el mes de diciembre del 2020, las normas de cada país al respecto estaban basadas en la Convención Única sobre Estupefacientes de Naciones Unidas de 1961, donde particularmente el Cannabis, así como sus componentes activos estaban prohibidas, consideradas en el mismo escalón que sustancias como la heroína.

Pero esto es algo que cambió en el 2020 cuando la reconocida Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas volvió a realizar una nueva clasificación del Cannabis, esto a partir de las recomendaciones por parte de la Organización Mundial de la Salud, votando a favor de eliminar al Cannabis esta lista negra, claro siempre que tenga un uso terapéutico.

Esta percepción es lo que básicamente ha permitido tener una mayor esperanza no sólo del público en general, sino también de la ciencia la cual puede investigar al respecto de los cannabinoides con cierta libertad.

De igual manera, hay que destacar que la legalidad del Cannabis sus cannabinoides como el THC o el CBD seguirá estando relacionada con las leyes de cada país.

Legalidad del Cannabis en Europa

Tanto el cultivo, como la venta, el traslado y le consumo de Cannabis en Europa está prohibido 3n todo contexto si los niveles de los productos superan el 1 % de THC.

En cambio, si los niveles de CBD son altos, y los de THC inferiores a un 0.5 %, el cultivo, consumo y venta está permitido en Suiza e Italia.

De igual manera, en líneas generales, los productos ricos en CBD sin importar su origen (cáñamo o marihuana) serán legales siempre que los niveles de THC no sean mayores a un 0.2 %, claro esto variará en cada país, pues en casos como el de Estados Unidos, el umbral sube al 0.3 %.

Como puedes notar, esto es bastante individual para cada país, pero si que en términos generales se repiten los casos en los que el THC no puede llegar al 1 %, es importante que esté por debajo de un porcentaje concreto.

Conclusiones

El Cannabis más que una planta, es un mundo del cual conocemos muy poquito, y es que el THC y CBD son sólo una pequeña parte de todo lo que esta planta tiene para ofrecer.

De igual manera, al día de hoy debemos estar muy conformes con el trabajo que está realizando la ciencia.

Pues no sólo dio a conocer como un componente como el Cannabidiol puede beneficiar nuestra calidad de vida, mientras que abrió los ojos a toda la comunidad, demostrando que el THC es más que solo un componente psicoactivo.

En ese sentido, estamos ante un par de componentes que nos pueden ofrecer mucho en temas de salud y bienestar general.

Por ello, solo hay que saber escoger los productos de calidad que te ofrezcan todos los beneficios de estos cannabinoides. Además, recuerda que estos son componentes que se complementan muy bien cuando trabajan en conjunto.

Eso si, hay que dejar claro que podemos seguir conociendo todo el potencial del CBD y del THC, pero lo que sabemos hasta ahora es bastante ilusionante y de mucha utilidad para el presente y el futuro cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba