leaves, cannabis, plant

¿Qué es el CBD y para qué sirve?

Cuando hablamos de Cannabidiol (CBD) nos referimos a un cannabinoide que se encuentra en la planta del cannabis. Al día de hoy muchos científicos alrededor del mundo se han encargado de estudiar las propiedades medicinales del CBD. Asimismo, dicha sustancia es completamente segura y no tiene riesgo alguno de generar adicción, hay que resaltar, que el CBD es junto al Tetrahidrocannabinol THC, uno de los más de 80 cannabinoides del cannabis

El CBD tiene una importante relación con otro cannabinoide, el Tetrahidrocannabinol, y es que estos dos han sido el objetivo principal en cientos de estudios llevados a cabo tanto en modelos celulares y animales como en seres humanos. 

Cabe destacar, que el THC es el responsable de la sensación de vuelo que se obtiene al momento de consumir marihuana con fines recreativos. Igualmente, tanto el CBD como el THC tienen un potencial terapéutico importante. 

Más allá de la concentración de THC, el CBD tiene la capacidad de realmente reducir o neutralizar los efectos del Tetrahidrocannabinol, efectos psicoactivos del THC, dependiendo de los niveles de concentración de Cannabidiol. Muchos consumidores prefieren obtener todos los beneficios que ofrece el cannabis medicinal pero, sin presenciar la psicoactividad de esta, es por ello que se han generado una buena cantidad de cepas ricas en CBD y con una cantidad muy mínima de THC. 

Gracias a que el CBD tiene beneficios terapéuticos y es fácil de consumir, le da una especie de atractivo para las personas que sienten la curiosidad de probar por primera vez el cannabis sin sentirse “colocados”. 

Para qué sirve el CBD 

El Cannabidiol es usado como un suplemento dietético, remedio de uso tópico o como tratamiento farmacológico para ayudar a aliviar el dolor crónico, inflamación, trastornos de ansiedad, afecciones en la piel y demás enfermedades. 

A su vez, puede ser usado para combatir los síntomas de enfermedades como el Alzheimer, Parkinson o Diabetes. Además, se ha demostrado en modelos animales que, el CBD junto al THC tienen la capacidad de inducir la muerte de células cancerígenas in vivo e in vitro, lo cual puede impedir que el tumor se siga expandiendo. 

CBD y THC ¿son lo mismo? 

Debido a su relación directa, tanto el CBD como el THC dan lugar a confusiones, por ejemplo llegando a creer que son lo mismo, pero no, estos dos cannabinoides son opuestos entre sí, lo que estos tienen en común es su potencial medicinal, más allá de eso no hay nada que los haga similares. 

El Cannabidiol no va a generar efectos psicoactivos al momento de consumir, mientras que el Tetrahidrocannabinol sí. Algo que sí está comprobado es la sinergia entre ellos, y es que el CBD además de contrarrestar los efectos psicotrópicos, ayuda a impulsar ciertos componentes del THC, como lo son las propiedades analgésicas o anticancerígenas. 

A continuación una pequeña recopilación de las capacidades del Cannabidiol y el Tetrahidrocannabinol:

CBD 

  • No es psicoactivo, esto significa que no intoxica ni droga al consumidor. 
  • Carece de posibles efectos secundarios graves conocidos.
  • Regula los efectos psicoactivos del THC.

THC 

  • Tiene efectos psicoactivos, puede intoxicar y drogar a quien lo consume. 
  • Puede dar lugar a efectos secundarios como la taquicardia. 

¿Cómo funciona el CBD? 

Tanto el CBD como el THC pueden interactuar con el cuerpo humano de formas diferentes. Uno de sus modos es por medio de la imitación y el aumento de los efectos que presentan los compuestos llamados “cannabinoides endógenos” en el cuerpo humano, estos se denominan así por su parecido a los compuestos hallados en la planta de cannabis. Estos “endocannabinoide” conforman un sistema regulatorio en nuestro cuerpo denominado como “sistema endocannabinoide”. 

Cuando se descubrió el sistema endocannabinoide la manera de ver la mejora de la salud cambió significativamente para bien, y es que tiene mucha relevancia en gran parte de áreas en la medicina, además que explica por qué el THC y el CBD influyen de buena manera en nuestra salud. 

Este sistema endocannabinoide es importante en la regulación de una gran cantidad de procesos fisiológicos que influyen en nuestros días, el estado de ánimo, actividad inmunológica, presión arterial, densidad ósea, percepción del dolor, sueño, hambre y otros procesos importantes de nuestro cuerpo. 

La ciencia ha demostrado que nuestro sistema endocannabinoide se encuentra desregulado en la mayoría de condiciones patológicas, por lo que la regulación de la actividad en el sistema endocannabinoide trae como resultado el potencial terapéutico del CDB y el THC para retardar y, en ciertos casos, cortar la expansión de la enfermedad.

Contraindicaciones y posibles efectos secundarios

Cuando el CBD interactúa con ciertos fármacos, puede disminuir e incluso prolongar la actividad de este, desactivando o amplificando las enzimas del citocromo P450, lo cual puede alterar la manera en cómo se metabolizan una amplia variedad de compuestos y fármacos.

En cualquier caso es necesario que acudas a un médico y consultes si estas consumiendo algún tipo de medicamento. Y sobre todo actúa cuidadosamente con el consumo de alcohol o si estás embarazada o lactando. 

Algunos posibles efectos secundarios que el CBD puede llegar a presentar son:

  • Sequedad bucal. 
  • Debilidad. 
  • Sensación de cansancio. 
  • Mareos. 

Qué formatos existen para el consumo de CBD 

En el mercado encontrarás productos para consumir CBD como lo son:

Aceites a base de CBD

Los aceites de CBD se puede ingerir a modo de gotas o cápsulas por vía oral, en aerosol por vía sublingual, e incluso a por medio de masajes. 

Suplementos de CBD

Estos se pueden encontrar como pastillas y cápsulas convencionales o de gel.  A su vez, estos presentan unos efectos muy similar a como lo hacen los comestibles.

Cremas de CBD

Se hallan en pomadas, bálsamos o lociones con extracto de cannabis de uso tópico. 

Usarlo de esta manera suele ser efectivo para combatir el dolor crónico, la inflamación, infecciones y afecciones en la piel.

Alimentos con CBD

Estos presentan una amplia gama de productos, ya que puedes encontrarlo como aderezos, mantequilla, bebidas y bocadillos de CBD. 

Además, puedes adquirir flores de marihuana ricas en CBD para fumarlas o vaporizarlas por un vape. 

Cuando se trata de la aparición y duración de los efectos es algo que depende mucho de cada manera de consumo. Por ejemplo, en el caso de inhalaciones por vapor o cigarrillos, los efectos pueden aparecer en pocos minutos y pueden durar aproximadamente 2 horas. Mientras que en el caso del aceite y demás productos comestibles, dichos efectos pueden aparecer entre 30 y 90 minutos, pero, su duración es más prolongada, llegando a durar entre 4 y 6 horas aproximadamente. 

¿Qué dosis se utiliza?

El Cannabidiol se ha empleado en personas adultas con dosis que van por los 200mg al día. 

Esto es algo muy personal, cada persona tiene una dosis que le funcionará mejor, lo ideal es empezar por dosis bajas, ve tomando pequeñas cantidades durante el día y ve ajustando según los efectos que presentes, esta es la manera correcta de encontrar la combinación de CBD y THC que vaya mejor para ti. 

En líneas generales estas pueden ser las dosificaciones más correctas para cada caso:

  • Para los casos de ansiedad y depresión, psicosis o algún tipo de desorden convulsivo, lo más recomendable es usar una dosis moderada, en la que la dominancia de CBD por encima del THC sea grande.
  • Para el tratamiento de cáncer, dolencias y enfermedades neurológicas, dosis equilibradas entre CBD y THC.
  • Para disminuir el dolor neuropático puede ayudar un ratio 1:1.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso? 

Si se toma por vía oral, probablemente el Cannabidiol sea en las dosis correctas, que, siempre debe estar bajo la supervisión de tu médico tratante. 

Como ya lo comentaba anteriormente, el Cannabidiol puede provocar algunos efectos secundarios, normalmente no son graves, la sequedad en la boca, una bajada de la presión arterial el aturdimiento o la somnolencia son las posibles contraindicaciones que se pueden presentar. 

Pero en general, el consumo de CBD y productos no representa un riesgo enorme para la salud siempre y cuando este se encuentre en la dosis adecuada, además, ante cualquier inconveniente debes acudir a asistencia médica para que evalúen tu caso. 

Potencial terapéutico de los medicamentos cannabinoides

Un estudio publicado en el año 2013 habla y comprueba la eficiencia de los cannabinoides (Cannabidiol y Tetrahidrocannabinol) para mejorar la salud. 

Por el lado del Tetrahidrocannabinol afirman que puede ser interesante de uso teratogénico, sin embargo, toda la evidencia en humanos no es convincente, por lo que es necesario precisar de más pruebas. 

A su vez destacan que el cannabinoide no psicoactivo de la planta de cannabis, el Cannabidiol tiene un potencial clínico importante gracias a sus propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias, antipsicóticas, antiepilépticas, ansiolíticas y anticancerígenos. 

Como ves, es todo lo que he mencionado a lo largo de este artículo, si bien el futuro de este par de cannabinoides es interesante, hay que seguir verificando la evidencia que saldrá a futuro. 

Si deseas leer este artículo aquí te dejo el enlace, si bien está en inglés, allí encontrarás mucha evidencia sobre el Cannabidiol y el Tetrahidrocannabinol:

https://analyticalsciencejournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/dta.1529

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba