weed, cannabis, marijuana

¿Qué es el THC?

El Tetrahidrocannabinol o THC, es uno de los cannabinoides de la planta del Cannabis que más se han estudiado por la ciencia, claro, en conjunto del Cannabidiol, y es que a pesar de que a simple vista puedan tener muchas diferencias, la verdad es que entre ambos se complementan.

El THC al igual que el CBD, cuenta con propiedades terapéuticas, si bien aún no cuenta con la aceptación de este último, a medida que los estudios sigan informando sobre sus beneficios, se irá ganando el reconocimiento que se merece. Por ahora, sólo queda analizar la información presente, información que hallarás en este artículo, es por ello que si deseas conocer a fondo lo que el Tetrahidrocannabinol puede ofrecer, te invito a seguir leyendo y tomar nota.

¿Qué es la marihuana?

Antes de continuar hablando sobre el Tetrahidrocannabinol, es importante hablar un poco sobre la marihuana, quien tiene una relación más directa con el THC.

La marihuana básicamente es una mezcla triturada de flores, con hojas y los tallos de la planta Cannabis Sativa, o como muchos le conocen, cáñamo, a su vez, esta mezcla presenta una tonalidad verde-amarillenta.

Por otro lado, también se tiene conocimiento del hachís, una cepa de la marihuana que es mucho más potente, y es una pasta con un aspecto de color marrón a negro, muy similar en cuanto a su aspecto a la plastilina.

Ahora es cuando el Tetrahidrocannabinol entra a tema de debate, y como es bien sabido, este es el componente psicoactivo de la marihuana y la planta del Cannabis en general. Asimismo, es un componente que a lo largo del tiempo a incrementado su concentración tanto en la marihuana como en productos derivados.

Normalmente, la marihuana está asociada a fumar, y es que está es su modo de administración más común, ya sea con papel de liar y crear algo muy similar al cigarrillo, o por medio de una pipa, las cuales se encuentran de agua o vidrio. Al día de hoy, conforme surgen instrumentos como los vaporizadores, el consumo de marihuana también ha cambiado en cierta medida, y es que por medio de los vape se consume, o bien la marihuana como tal, o variantes más fuertes.

En cuanto a variedades más fuertes, es necesario hablar sobre los que se conoce como “marihuana sintética”, una sustancia psicotrópica creada por el hombre, las cual tiene una estructura muy similar al Tetrahidrocannabinol y pueden llegar a ser potencialmente peligrosa, y es que a diferencia de la marihuana convencional, esta droga no es natural, llegados a tal grado de que se han llegado reportar muertes de sobredosis por el consumo de este componente sintético.

Efectos a corto plazo

Ya comentaba en un inicio que el Tetrahidrocannabinol (THC) es el principal componente activo de la marihuana, es por ello que en el momento que la marihuana es administrada, el THC por medio de los pulmones llega rápidamente al torrente sanguíneo, el cual se encarga de hacer el transporte hacia el cerebro y demás órganos.

De igual manera, el THC con uno de los receptores de las células nerviosas ubicadas en el cerebro, y son estas mismas las que inducen esa sensación propia del Tetrahidrocannabinol y la marihuana, ya que las células nerviosas son quienes controlan todo lo relacionado con el placer y la percepción sensorial.

Cannabinoides psicoactivos y psicotrópicos

En la planta del Cannabis encontramos tres cannabinoides que presentan efectos psicoactivos, el Cannabinol, el DELTA-8-THC y el Tetrahidrocannabinol, sin embargo, los que presenta el THC son mucho más potentes, es por ello que la marihuana al ser su portador más grande, se usa con un fin más recreativo.

Por otro lado, tenemos el caso de cannabinoides como el Cannabidiol, el Cannabigerol y el THCV que son componentes psicotrópicos, esto quiere decir, que su afinidad al Sistema Nervioso Central está presente, pero en sus acciones con el SNC no se encuentra la psicoactividad propia sobre todo del THC, por el contrario, muchos de estos cannabinoides como sucede con el CBD funcionan como inhibidor de los efectos del THC.

Asimismo, el Cannabis ha tenido problemas para su legalización es en parte por los efectos que el THC pueda llegar a generar en el organismo, y es que en muchos casos puede generar alteraciones en la percepción y la memoria. No obstante, esto no es un impedimento para que el THC sea aprovechado por sus propiedades terapéuticas, ya que a pesar de sus complicaciones ya conocidas, la ciencia ha demostrado como su potencial medicinal es bastante prometedor.

De igual manera, el Tetrahidrocannabinol es un componente que se debe manejar con cuidado en lo que se refiere al uso terapéutico, especialmente con el tema de las dosis adecuadas, ya que un mal uso de la misma puede desencadenar en efectos secundarios, sin embargo, al igual que el CBD, estos son reversibles.

¿Cómo se produce el THC?

Básicamente, el THC es una resina producida en los tricomas de la planta de Cannabis, la cual lo emplea como un método de defensa ante los animales herbívoros. A su vez, estos se encuentran en las flores de las hembras principalmente.

Del mismo modo, los niveles de concentración de THC que se encuentran en la marihuana pueden variar, y es que factores como las condiciones ambientales durante su cultivo, como la cepa de la planta, pueden influir en los niveles de este componente.

Es más, para poder conseguir el Tetrahidrocannabinol es necesario que la planta pase por un proceso llamado descarboxilación, ya que desde el inicio, la planta produce THCA, o lo que se conoce como ácido tetrahidrocannabinólico

El proceso de descarboxilación se caracteriza por la presencia de calor, ya que las altas temperaturas activan los cannabinoides propios de la planta, es por ello que la manera de consumo se relacionan con el fuego y las elevadas temperaturas (fumar, vapear, comidas…).

El Tetrahidrocannabinol cuenta con la cualidad de ser soluble sólo en alcohol o lípidos, mientras que esa misma cualidad es muy poco probable que pase en el agua.

Las dudas sobre qué es EL THC y si es bueno para la salud de quien lo consume

El Tetrahidrocannabinol es uno de los 70 tipos de cannabinoides diferentes presentes en la planta del Cannabis Sativa L, la cual también es donde la marihuana tiene su origen, asimismo, se tiene conocimiento de determinadas propiedades que pueden tener tanto un impacto positivo como negativo en el cuerpo, pero, a priori se está trabajando para aprovechar sus cualidades positivas en el campo de la medicina.

En lo que respecta a sus efectos secundarios, estos son perfectamente reversibles y no van provocar problemas como la muerte por ejemplo.

Otro aspecto bastante peculiar sobre el THC es que toda la información que hay al respecto, viene desglosada por la evidencia científica, y es que en conjunto con el Cannabidiol, son los cannabinoides más estudiados del Cannabis, especialmente por su potencial terapéutico.

THC: el responsable de los efectos psicoactivos

Ya comentaba en el inicio que los efectos de ‘vuelo’ o ‘subidón’ que provoca el consumo de la marihuana son provocados por su contenido en Tetrahidrocannabinol. Asimismo, ese subidón está acompañado de por el aumento del apetito, y ese pequeño cambio que se produce en los sentidos.

Muchos de los efectos que provoca el consumo de marihuana como la relajación, no sólo son provocados por el THC, sino que además existen otros cannabinoides como el Cannabidiol (CBD) que presenta efectos similares, siendo la relajación uno de ellos, puesto que muchos de estos componentes cannabinoides presentan relación entre, salvo ciertas diferencias, pero al fin y al cabo comparten cualidades como las terapéuticas.

Esto que he comentado es lo que ha llevado a confiar el tratamiento de determinadas afecciones en la salud, a los cannabinoides, los cuales ya se emplean en múltiples medicamentos. Por lo que el uso recreacional hace tiempo que está evolucionando.

Si bien el uso medicinal del cannabis ha tomado mucha fuerza, no podemos dejar a un lado el hecho de que aún se sigue administrando con un fin recreativo, de igual manera, aquellos que lo suministran con este fin, siguen alegando los beneficios de su consumo, ya que gracias a sus propiedades mejora el descanso, la capacidad de concentración y atención, la apariencia de la piel e incluso la habilidad de interacción social.

Por otro lado, algo que muy pocos comentan es como personajes famosos consumen esta sustancia, no olvidemos que es completamente natural y a nivel de salud puede tener beneficios.

La variedad de consumo y los posibles efectos adversos del THC

Una vez el Tetrahidrocannabinol se adentra en nuestro organismo, es cuando sus efectos característicos se manifiestan, asimismo, estos efectos pueden aparecer sin importar su modo de consumo, igualmente, muchas personas optan por fumarlo o consumirlo en alimentos a base de su contenido. Especialmente este último se podría decir que tiene mayor variedad, puesto podemos verlo en pequeños pasteles, brownies y demás postres con marihuana en sus ingredientes.

Por otro lado, encontramos estudios científicos que afirman algunos estudios sobre los posibles efectos en el corto, mediano y largo plazo, pero claro, estos efectos no se presentan en todos sus consumidores, son casos muy concretos los que llegan a tener problemas por el consumo de THC.

De igual manera, los problemas como la falta de percepción, alteraciones en la memoria y demás trastornos, son el resultado por un consumo descontrolado y cepas con cantidades desorbitadas de THC.

Por el lado terapéutico, no se ha recomendado nada que no sea cierto, y al igual que con el Cannabidiol, se aconseja tener un control de las dosis y si es posible, se debe tener una ayuda guiada por un profesional en la afección que se esté padeciendo. Eso sí, siempre que el consumo se progresivo y continuado, tanto para el aumento de las dosis como para la disminución de la misma no habrá problema alguno.

Reversión de los efectos del THC y su uso medicinal

Si bien el Tetrahidrocannabinol presenta efectos psicoactivos, vale aclarar que la aparición de posibles efectos adversos son reversibles en su totalidad, lo mismo pasa con el caso del Cannabidiol. De igual manera, para lograr ese objetivo solo basta con reducir la dosis de consumo progresivamente, o si por el contrario puedes hacerlo, cabe la opción de parar inmediatamente su consumo, de esta manera el cuerpo deja de asimilar el consumo de la sustancia tras el período de uso.

Asimismo, algunos de los efectos secundarios que se pueden llegar a presentar por su consumo son:

  • Ansiedad.
  • Pérdida de la memoria en el corto plazo.
  • Deterioro de la capacidad de concentración.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • En casos muy reducidos llegó al grado de producir o acelerar la presencia de esquizofrenia.
  • Sequedad en la boca.
  • Alteración en el sistema motor.

Si bien estos efectos secundarios son propios del consumo de THC, son muy pocos los casos, al mismo tiempo que a pesar ser efectos adversos, no se ha reportado alguna muerte por su consumo, y es que esta es una sustancia completamente natural, caso contrario sucede con la marihuana sintética, que pasa por completo de la naturalidad y tiene efectos más potentes en el organismo.

En lo que respecta al ámbito medicinal, poco a poco se van demostrando como sus propiedades son reales y pueden tener cabida en muchos campos de la medicina. Igualmente, esto es algo que tocaremos un poco más a fondo en los siguientes puntos.

¿THC o CBD?

Si bien el Tetrahidrocannabinol cuenta con determinadas propiedades terapéuticas, todavía no cuenta con el respaldo necesario para que sea empleado en tantos campos de la medicina como si lo es el Cannabidiol.

Asimismo, el CBD ya se presenta con muchos modos de consumo alrededor de Europa y Estados Unidos sobre todo, y es que podemos encontrar presentaciones que van desde aceites, hasta cápsulas e incluso algunos aderezos para la parte de la cocina, a este punto ha llegado el Cannabidiol, y es que claro, la información existente ha demostrado lo beneficioso que este puede llegar a ser.

Igualmente, más allá de comparar al CBD con el THC, yo te invito a que siempre trates de informarte al respecto, y es que entramos a una era donde estos dos componentes pueden marcar un antes y un después en el campo de la medicina, ya que ambos son perfectamente compatibles entre ellos y estoy seguro que pueden aportar mucho a nuestra salud, de igual manera, solo queda disfrutar de la evidencia que hay hasta ahora y esperar a que la ciencia haga su trabajo.

¿Qué propiedades medicinales tiene el THC?

Al igual que el Cannabidiol, el Tetrahidrocannabinol también ha sido objeto de estudios y ensayos clínicos para determinar que propiedades puede llegar a tener. Del mismo modo, el THC tiene la capacidad de interactuar con el organismo, debido a su previa conexión con los receptores de cannabinoides (CB1 y CB2) propios del sistema endocannabinoide.

Por otro lado, el Tetrahidrocannabinol según lo indicado en muchos estudios se demuestra sus propiedades antiepilépticas, analgésicas, antiinflamatorias, antieméticas y, se está comprobando la posibilidad de encontrar propiedades antitumorales. Al mismo tiempo, puede funcionar en activar el apetito y disminución de los problemas por insomnio.

Algo no muy comentado por los medios, pero que vale la pena mencionar, es que muchos de los pacientes por cáncer o VIH/SIDA cuentan con una mejor calidad de vida es por los beneficios que puede tener el THC y complementan su tratamiento habitual.

Al mismo tiempo, gracias a este y demás cannabinoides, el campo de la farmacia se ha valido para la invención de nuevos medicamentos gracias a sus propiedades curativas, y es que a medida que pasa el tiempo se descubren más y más propiedades curativas en algunos de los cannabinoides.

Si bien el THC cuenta con propiedades beneficiosas para el tratamiento de determinadas afecciones en la salud, es importante no tomar medidas por cuenta propia con su consumo, es decir, antes de consumirlo con un fin terapéutico, es importante que el caso sea guiado por un especialista, ya que a diferencia del CBD, estamos tratando con un componente psicoactivo, por lo que es necesario contar con las dosis adecuadas y demás indicaciones para su empleo.

¿En qué tratamiento se suele emplear el THC?

Gracias a todas las cualidades terapéuticas que el Tetrahidrocannabinol, este se puede llegar a emplear para el tratamiento de determinadas enfermedades como:

  • Enfermedades ligadas a la rigidez en el tejido muscular como la enfermedad de Parkinson y la Esclerosis Múltiple.
  • Dolor crónico, especialmente dolor neuropático, dolor metastásico y los secundarios propios a la artrosis.
  • Cómo un particular apoyo en el proceso de quimioterapia.
  • Tratamiento antitumoral que se relaciona con otros tipos de tratamientos oncológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba