oil, cannabis oil, cbd oil

Cannabinoides ¿Qué son?

Los cannabinoides, unos componentes de la planta del cannabis que han sido objeto de un montón de estudios científicos, y es que no podemos ocultar el potencial terapéutico que pueden llegar a tener muchos de ellos.

Especialmente el Cannabidiol (CBD) y el Tetrahidrocannabinol (THC) son los cannabinoides más estudiados y por ende famosos, pero, ¿qué queda para los demás? Pues eso es algo que tocaremos en este artículo, por lo que si quieres aprender un poco más sobre este tema bien interesante, te invito a seguir leyendo con mucha atención y disfrutar del contenido.

¿Qué son los cannabinoides?

Los cannabinoides son una serie de compuestos orgánicos, los cuales pertenecen a la familia de los terpenofenoles, asimismo, tienen la capacidad de activar los receptores cannabinoides que se hallan en nuestro organismo. Principalmente, los cannabinoides tienen su origen en la planta de cannabis (donde se origina la marihuana).

Tipos de cannabinoides

A continuación vamos a tratar a profundidad los tres grupos de cannabinoides que conocemos al día de hoy:

Fitocannabinoides

Los fitocannabinoides se encuentran en la planta de cannabis, y al mismo tiempo, se ha comprobado la existencia de aproximadamente 70 tipos de Fitocannabinoides, entre los que destacan el cannabinol (CBN) tetrahidrocannabinol (THC) y el Cannabidiol (CBD), de los cuales estos últimos 2 son los cannabinoides más estudiados en el campo de la ciencia y la medicina.

Del mismo modo, se ha comprobado cómo todos los cannabinoides naturales generan efectos específicos en el cuerpo humano, a su vez, es bastante notoria la interacción de estos con los demás componentes activos en la planta de Cannabis Sativa L.

Asimismo, tal es el caso de estudios como el que British Journal of Pharmacology publicó, donde afirma como las interacciones constantes entre fitocannabinoides-terpenoides tienen la capacidad de crear una sinergia para funcionar en un tratamiento para el dolor, adicciones, inflamaciones, depresión, ansiedad, cáncer, ataques epilépticos y algunas infecciones por bacterias.

Hablemos un poco de su farmacología…

Estos cannabinoides tienen la posibilidad de administrarse ya sea por vía oral, absorción sublingual, inyecciones de intravenosa, por medio de un vaporizador, fumándolos e incluso por medio de un supositorio. De igual manera, una vez se adentran en el organismo, suelen pasar en la mayoría de casos por el hígado para se metabolizados, mientras que por otro lado pueden almacenarse en el tejido graso.

Endocannabinoides

En el caso de los endocannabinoides, se sintetizan dentro de los animales, de manera más entendible, son el producto de los ligandos endógenos propios en los receptores de cannabinoides. Del mismo modo, los Endocannabinoides de los que se tiene registro en la actualidad son:

  • La anandamida.
  • El 2-araquidonil-glicerol.
  • El éter del 2-araquidonil-glicerol
  • El O-araquidoniletanolamina.
  • Y por último, la N-araquidonil-dopamina.

Por otra parte, en lo que respecta a un estudio publicado por Franjo Grotenhermen, se demuestra como los cannabinoides endógenos son provocados desde sus precursores, y se liberan en el momento que son necesarios, y es que este tipo de cannabinoides son sintetizados para aplicar sus efectos únicamente en la zona requerida y en el momento necesario.

Cannabinoides sintéticos

Muchos laboratorios con el apoyo de toda la información sobre los diferentes cannabinoides han logrado el diseño de lo que conocemos como cannabinoides sintéticos. Un ejemplo de estos son el naboctate y la nabilona, los cuales tienen un potencial terapéutico interesante.

Se ha demostrado como el cannabinoides sintéticos pueden funcionar para tratar los tics nerviosos y las conductas obsesivo-compulsivas propias del síndrome de Tourrette, como sucede con el cannabis medicinal.

Sin embargo, el National Institute on Drug Abuse de los Estados Unidos hace un llamado de alerta sobre los cannabinoides sintéticos, y es que tienen un potencial incluso mayor que el THC de impactar sobre el cerebro, llegados al punto de ser considerados como un nuevo componente psicoactivo, ya que su estímulo sobre los receptores cannabinoides es mucho más potente que otros cannabinoides.

¿Dónde se encuentran los cannabinoides?

A continuación vamos a tocar de manera más detallada donde la ciencia ha logrado hallar la presencia de los diferentes cannabinoides:

En las plantas

Ya sea en mayor o menor medida, los cannabinoides se ubican en todas las cepas de la planta Cannabis Sativa L. Asimismo, a pesar de encontrar otros tipos de plantas con algunos cannabinoides, su concentración no se compara como la que se encuentra en el cannabis o cáñamo industrial.

En el cuerpo

El cuerpo humano tiene la capacidad de producir cannabinoides, los cuales no se llaman así, por el contrario se les denomina endocannabinoides, asimismo, los receptores de los mismos y su red se conoce como sistema endocannabinoide, el cual regula todo lo relacionado con el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Cabe destacar, que la ciencia actual ha logrado identificar dos tipos de receptores cannabinoides, los cuales se denominan como CB1 y CB2, además, los trataremos a continuación:

Receptores de cannabinoides tipo 1 (CB1)

Cuando los receptores tipo 1 (CB1) se hallaron  por primera vez, estos se identificaron en el cerebro, en el área del sistema límbico y los ganglios basales. Tiempo después, se fueron identificando en el cerebelo y los aparatos reproductores. Por su parte, los receptores CB1 son los encargados de los efectos anticonvulsivos propios del cannabis y la euforia.

Receptores de cannabinoides tipo 2 (CB2)

Los receptores CB2, es decir receptores tipo 2, se encuentran específicamente en nuestro sistema inmunitario, y son los encargados de toda la capacidad de acción antiinflamatoria de nuestro cuerpo.

¿Qué hacen los cannabinoides?

Aún falta mucha información sobre los cannabinoides aparte del THC y el CBD, sin embargo, para determinar en cierta medida lo que otros cannabinoides pueden hacer, debemos tocar los siguientes aspectos:

Primeras etapas de desarrollo

La investigación actual ha evidenciado como los cannabinoides tienen cierta correlación con algunas de las funciones básicas del cuerpo humano, incluso en sus primeros años de vida. ¿Cómo logra esto? Nuestro cuerpo humano cuenta con un sistema endocannabinoide, el cual se encarga de hacer funcionar de manera correcta para el implante del embrión, al igual que se relaciona con la respuesta inmediata del cuerpo de la mujer para el amamantamiento.

Del mismo modo, se han comprobado otras labores importantes que se relacionan con el sistema endocannabinoide, en el que un mal funcionamiento de este sistema puede llevar a problemas importantes en la salud.

Propiedades neuroprotectoras y estimulantes del apetito

Los resultados de estudios actuales que tratan de la demencia y demás trastornos neurodegenerativos, han dado a conocer como el cannabis cuenta con efectos neuroprotectoras.

No obstante, los cannabinoides asociados con los efectos neuroprotectores son aquellos con propiedades psicoactivas, especialmente el THC y el THCA, probablemente el THCV puede tener dicho efecto, y es que tanto el THCA como el THCV cuentan con una estructura molecular muy similar alpopular THC.

En lo que respecta al apetito, se ha comprobado como el THCV puede tener un impacto en el apetito, reduciéndolo, y esto se debe a la anandamida, propiedad que comparten muchos otros cannabinoides.

Asimismo, se ha demostrado que la anandamida en conjunto al 2-AG tiene una interacción directa con los receptores CB hallados en el SNC (sistema nervioso central) y el sistema nervioso periférico.

Y hay más…

Especialmente en el CBD y el THC, pueden ser atribuidas una variedad muy amplia de propiedades, y, al igual que los cannabinoides ya mencionados cuentan con propiedades para:

  • Mitigar la presencia de náuseas.
  • Disminuir la inflamación.
  • Reducir los espasmos.

Es más, se ha comprobado cierta relación que tienen los cannabinoides para tratar diversos problemas en la salud, como el Alzhéimer, la esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, epilepsia, asma o el síndrome de Tourrette.

Por otra parte, aún quedan muchos otros cannabinoides que no reciben atención por parte de la ciencia, al menos al día de hoy. Entre eso cannabinoides destacan el cannabinol (CBN), cannabidivarina (CBV), cannabigerol (CBG) y cannabiciclol (CBL). Asimismo, en gran parte de los casos, los cannabinoides mencionados suelen tener propiedades similares a los famosos THC y CBD. No obstante, ya decía en el inicio que estos cannabinoides no tienen la investigación necesaria a su favor para sacar conclusiones más allá de sus propiedades.

Usos terapéuticos

En lo que se refiere al uso terapéutico de los diferentes cannabinoides destaca especialmente el tratamiento contra el dolor neuropático en aquellos pacientes en estado terminal, por ejemplo del cáncer metastásico, por los vómitos propios de la quimioterapia, o también puede funcionar en el síntoma propio de la esclerosis múltiple como lo es la espasticidad, además, las náuseas y demás molestias que surgen post quimioterapia.

Por otro lado, aún sigue en tema de estudio los posibles usos terapéuticos de los cannabinoides, como lo son el área de convulsiones refractarias en los niños y el glaucoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba