El Cannabidiol o CBD para tratar los trastornos producidos por la ansiedad

El Cannabidiol o CBD es un compuesto ubicado en la planta de cannabis (marihuana), sin embargo, este cannabis medicinal no produce ese efecto de “psicosis”, como si lo hace el tetrahidrocannabinol (THC).

Al día de hoy, esta sustancia ha ganado mucha fuerza, pues ya cuenta con una gran cantidad de estudios a su favor que indican que el CBD se puede emplear para la mejora de la salud, obviamente, todavía falta mucha evidencia al respecto, pero los resultados que esta demuestra son muy interesantes. Pero, ¿Puede el CBD ser importante en el tratamiento conductual para los trastornos relacionados con la ansiedad?

Y la respuesta es que sí, claro, debe estar recetado por especialista que evalúe el caso. Del mismo modo, el Cannabidiol (CBD) se emplea de forma habitual para tratamientos contra la ansiedad, ya que tiene el respaldo de algunos estudios, de los cuales ya hablaremos más adelante.

A su vez, los diferentes productos de CBD también resultan de ayuda para el tratamiento de otro tipo de trastornos que no entran directamente en el término de trastornos de la ansiedad, pero sí que están relacionadas con un incremento de la misma, como lo son el trastorno obsesivo-compulsivo, el ya conocido estrés postraumático o la depresión.

Sigue leyendo este artículo y conoce toda la información relacionada con el CBD y cómo este puede ayudar en el tratamiento de trastornos producidos por la ansiedad.

¿Qué es la ansiedad?

Antes de hablar sobre cómo los diferentes productos CBD pueden combatir la ansiedad, te hablaré de manera muy breve en que consiste este trastorno para que cuentes con mayor información al respecto.

La mayoría de veces, la ansiedad es el producto de una reacción al estrés, y suele acabar cuando dicho estrés reduce. Así es como se presenta en 80 % de la población general.

Sin embargo, en el momento de que la ansiedad se vuelve crónica pasa a ser un trastorno, que se  caracteriza por una constante angustia.

Asimismo, existen diferentes tipos de ansiedad crónica que verás a continuación:

El trastorno de pánico

Este se caracteriza por presentar ataques de pánico inesperados sin motivo alguno. Estos ataques se pueden presentar como náuseas, hormigueo en las extremidades, mareo y en el peor de los casos, el desmayo. 

Trastorno de ansiedad social y fobia social

Las personas que lo padecen sienten un temor muy fuerte a las situaciones sociales, ya que creen que pueden ser humillados. Esta fobia social les limita a tener una vida normal, ya que les cuesta desarrollarse en el ambiente. A su vez, pueden presentar otro tipo de síntomas como náuseas y sudoración.

Trastorno de ansiedad generalidad (TAG)

Este trastorno se caracteriza por presentar una sensación de preocupación y miedo constante que interfieren en el día a día de las personas que lo padecen. Estas personas se caracterizan por tener siempre sensaciones negativas, como si algo malo pudiera ocurrir.

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Las personas que lo padecen presentan comportamientos y hacen cosas de manera compulsiva.

Desorden de estrés post-traumático (TEPT)

El trastorno por estrés posttraumático se desarrolla debido a un suceso impactante o aterrador, un ejemplo de ello son los accidentes automovilísticos o abusos sexuales.

¿Cómo funciona el aceite CBD para combatir la ansiedad?

Hay que destacar, que aún falta investigación sobre el uso del aceite CBD, pero algunos estudios indican que el Cannabidiol puede tener la capacidad de disminuir los síntomas de ansiedad social.

Otro factor importante es que el CDB tiene ciertas mejoras en comparación a los métodos alternativas que actualmente están disponibles para combatir el trastorno de la ansiedad (TAS).

Este aceite cannabinoide actúa de manera rápida, y, si bien tiene una sustancia de THC muy pequeña, está no te dará esas sensaciones comunes de la marihuana, pues solo afectará directamente en el sistema periférico del cerebro.

Es importante que evalúes tu caso con un profesional, para evitar la aparición de efectos secundarios, aunque estos parecen ser fuertes ni graves en la mayoría de los casos.

También puede salir la duda de si la persona se vuelve dependiente de la sustancia, y está demostrado que el consumo repetido del CBD no desarrolla una tolerancia o dependencia al mismo.

El CBD para combatir la ansiedad

Teniendo en cuenta que el CBD cuenta con propiedades ansiolíticas, calmantes y analgésicas, se puede considerar a este cannabinoide como una sustancia más, que puede ser empleada en los distintos trastornos de ansiedad.

Al mismo tiempo, se ha demostrado que este cannabinoide tiene propiedades interesantes no sólo para combatir la ansiedad, sino que además resulta ser un buen tratamiento para combatir el estrés, problemas para dormir y el dolor crónico.

Igualmente, todavía se están realizando más ensayos clínicos, aunque existe mucha evidencia publicada al respecto de que el CBD puede usarse como parte del tratamiento para los diferentes tipos de ansiedad, el trastorno de ansiedad generalizado, el trastorno de pánico y la ansiedad social son los casos más tratados.

Dados los datos que demuestran que el CBD se tolera bien y presenta muy poca capacidad de abuso o dependencia en humanos, es por ello que los autores lo consideran una opción de tratamiento para los diferentes trastornos de ansiedad.

Un estudio publicado en la Revista de la Asociación Estadounidense de Farmacéuticos, habla específicamente sobre el uso de Cannabidiol en la ansiedad y los trastornos relacionados con la misma, en la que se obtuvo como resultado general, una buena tolerancia al CBD teniendo efectos adversos mínimos como siendo los efectos la fatiga y la sedación. Estos autores dejaron claro que el CBD tiene un papel ilusionante para la terapia alternativa en el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Pero, se requieren más estudios para encontrar la estrategia de dosificación adecuada para el CBD y su lugar en la terapia.

Profundiza más en ese artículo con el enlace que te dejaré a continuación, el estudio se encuentra en inglés, pero tiene mucha evidencia importante: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S154431911930514X

En otros estudios se ha evidenciado que el CBD no solo reduce la ansiedad, también puede regular los niveles de estrés en el cerebro y, se puede usar como un analgésico, al igual que en varios procesos inflamatorios.

Recomendaciones para tomar CBD en caso de trastorno de ansiedad

A la hora de empezar a consumir CBD para tratar la ansiedad, es necesario fijarse en el producto que ese vaya a elegir, este no debe tener un porcentaje mayor al 0,2 % de Tetrahidrocannabinol (THC), ya que una cantidad superior a ese porcentaje de este cannabinoide, si puede presentar efectos psicotrópicos, y esto no es para nada recomendable, cuando se trata de manejar la ansiedad puede llegar a ser contraproducente.

Esta es una sustancia en la que se puede confiar, es segura, sin embargo, combinarlo con otras sustancias y medicaciones puede disminuir sus efectos en el mejor de los casos, pero, si se va hacer, que sea porque un especialista lo recetó.

El uso de CBD cuenta con la ventaja de que no genera dependencia, como ya lo comenté anteriormente, a diferencia de muchos medicamentos clásicos que si pueden provocar una adicción.

Beneficios del CBD para la ansiedad

Como ya me he encargado de demostrar en este artículo toda la información acerca del CBD, te habrás dado cuenta de los beneficios del cbd que aporta el uso de esta sustancia para combatir la ansiedad. Pero he creado una pequeña lista de las principales ventajas que tiene el uso de Cannabidiol para el tratamiento del TAS:

  • Mejora del bienestar y la salud mental.
  • Tiene efectos calmantes que ayudan a reducir el estrés y por ende las posibilidades de sufrir un ataque de ansiedad.
  • Ayuda a mejorar el descanso, y un buen descanso está relacionado con mejores niveles de estrés.
  • Reducen la incomodidad al hablar en lugares públicos. Una ayuda para las personas con el trastorno de la ansiedad social.

Para concluir

Todo los estudios que se han llevado a cabo hasta la actualidad han demostrado que el uso de CBD para el tratamiento del trastorno de la ansiedad y relacionados, puede ser beneficioso. Y esto sólo hablando en esta área de la psiquiatría, pues el CBD puede ayudar en el tratamiento de otra enfermedad y afecciones en la salud.

Como ya he destacado a lo largo del artículo, lo mejor siempre es ponerse en manos de un profesional, que esté se encargue de indicarte como te debes medicar, qué productos de CBD usar y cuánta cantidad.

Pero en líneas generales, emplear el Cannabidiol como tratamiento puede reportar muchos beneficios. Mientras, cada año sale nueva evidencia al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba