Aceite CBD para controlar el acné

Desde CBDFARM hoy os hablamos del CBD como ayuda para el tratamiento del acné. Al día de hoy es bien sabido que el CBD o Cannabidiol se ha posicionado como un compuesto con mucha popularidad en estos últimos años, y con mucha razón, es un compuesto con una gran cantidad de estudios a su favor que avalan los potenciales beneficios y  otros efectos en el cuerpo humano. Asimismo, cuenta con muchas aplicaciones que pueden ayudar a mejorar muchos aspectos de la salud.

Pero ¿Qué es el Cannabidiol? El Cannabidiol o CBD es una sustancia química con uso medicinal que se ubica en la planta de Cannabis, también conocida como marihuana, a su vez, esta sustancia no cuenta con tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente psicoactivo de la marihuana, que es la que produce los efectos ya conocidos de esta. Además, el Cannabidiol es un compuesto que se encuentra en muchos productos para la belleza. Pero, ¿Tiene el Cannabidiol la capacidad de mejorar y combatir a una afección en la piel como lo es el acné?

Déjame decirte que la respuesta a esa pregunta es un “sí”. El CBD puede ser de mucha ayuda en la tarea de controlar la producción de grasa, lo que va a evitar que se inflamen los poros y que estos se bloqueen dando lugar a las famosas espinillas y granos.

El Cannabidiol se está empleando en el tratamiento del acné, tanto por una vía tópica como interna, mostrando algunos resultados bastante  prometedores en varios estudios realizados. Obviamente es necesario que primero se recurra a la asistencia de un dermatólogo.

Sigue leyendo este artículo, donde llevaremos a cabo un análisis bastante amplio de cómo se puede usar el CBD para tratar el acné, mientras que la salud de la piel también puede mejorar de manera notable. ¡Empecemos!

¿Qué es el acné?

Antes de hablar de cómo el CBD puede ayudar a combatir el acné, es necesario tratar a fondo en que consiste esta afección de la piel.

El acné es un trastorno en la piel que se produce como resultado de que los folículos pilosos se tapan de grasa, bacterias y células muertas. Este se puede notar como puntos blancos, puntos negros o barros. El acné es una situación con la que padecen muchos adolescentes, pero puede afectar a personas sin ver la edad como requisito.

A su vez, el acné puede mostrarse en cualquier parte del cuerpo, pero,  es en la cara, pecho, espalda y hombros las zonas que se pueden ver más afectadas. Cabe destacar, que las marcas que se presentan son los puntos negros y granos como ya comentaba anteriormente, pero se pueden exhibir otras lesiones, las ampollas, pústulas y quistes, son afecciones que también se presentan, aunque en un porcentaje muy reducido.

Es importante dejar claro que el acné no se presenta igual, tiene un escala de gravedad, en el que según se las complicaciones, este puede provocar en los afectados ansiedad, baja autoestima, sufrimiento emocional, y es que tiene un  impacto psicológico y social importante. También puede dejar rastro de cicatriz en la piel. Teniendo esto en cuenta, es necesario ponerse en manos de un profesional e iniciar desde el brote un tratamiento, reduciendo así el riesgo de sufrir daños colaterales.

¿Quién sufre de acné?

La afección por acné es una de los padecimientos crónicos de la piel más comunes. Llegando a afectar hasta un 80 % de la población adolescente y a un 8 % de la población general de adultos (afectando mayormente a mujeres debido a sus interacciones de hormonas durante la menstruación).

Causas del acné y sus posibles tratamientos

El hecho de ser una afección común, hace que los mitos que rodean al acné sean abundantes.

Pero a ciencia cierta, ¿Qué causa al acné? Lo que nos dice la ciencia es, que el acné es el resultado de una producción excesiva de sebo. Si bien el sebo es una  sustancia necesaria para la salud de la piel, un exceso de este bloquea los poros, dando cabida al acné.

Son muchos los factores que  provocan el exceso de sebo, pero en su mayoría estos factores suelen ser:

  • Cambios hormonales. La pubertad y el ciclo menstrual son los momentos de desorden de hormonas donde el acné es el resultado.
  • Medicamentos como anticonceptivos y carbohidratos refinados.
  • Malos hábitos de higiene y el consumo excesivo de alimentos altos en grasa.
  • Factores genéticos.

Estos son los factores más comunes, pero otras causas que pueden provocar el problema: el tabaquismo, los azúcares procesados y lácteos. Además de altos niveles de estrés y una poca exposición al sol (deficiencia de vitamina D).

Tratamiento clásico

El tratamiento adecuado va depender del tipo de acné y la gravedad de este, lo mejor es que asistas al dermatólogo.

 El tratamiento más genérico para el acné suele ser el uso de productos tópicos de cuidado para la piel, ya que están hechos para optimizar el transporte de sebo desde los poros y con ello disminuir la producción de grasa. Este tipo de cremas también pueden brindar una barrera antibacteriana tópica que combate la reproducción de bacterias, esta es la causante del enrojecimiento y la inflamación que se relacionan con el acné.

A su ves existen otras opciones más radicales para el tratamiento, esto puede incluir el uso de  medicamentos que disminuyen la producción de sebo y células en la piel, también se puede recurrir a los antibióticos por vía oral que pueden  eliminar esas bacterias que se alojan dentro de los poros. Es importante que estos medios sean recetados por un médico, ya que pueden presentarse efectos secundarios.

Ya sabemos que la medicina es un ámbito en constante evolución, donde se revelan estudios cada año y, el tratamiento del acné también está evolucionando. El uso de CBD ha ganado fuerza para combatir el acné, pero esto lo hablaré a fondo en el próximo punto, donde te mostraré un estudio realizado y como puede ayudarte a eliminar esta afección de la piel, e incluso mejorar la salud de la misma.

El CBD como posible tratamiento contra el acné

Si bien el acné es algo muy común, su tratamiento requiere de paciencia, sobre todo dependiendo de cómo sea su gravedad. Si tu caso es complicado, lo mejor es acudir a un médico especialista.

Pero, siguiendo por la vía del tratamiento, se ha demostrado que el CBD puede reducir la presencia de acné y, también puede ayudar en la mejora de la piel.

Un ensayo clínico publicado en el año 2019 avala lo que he mencionado, y es que en ese ensayo los resultados fueron prometedores, ya que demostró que el uso tópico de CBD ayudó a los pacientes a mejorar enfermedades de inflamación en la piel y cicatrices cutáneas. A su vez, tampoco se presentaron reacciones alérgicas e irritantes mientras se documentaba su aplicación.

El CBD se está consolidando como una opción válida de tratamiento para afecciones de la piel, tanto por vía tópica como por vía interna. Las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que posee el CBD puede mejorar el acné de manera considerable.

A modo de resumen, podemos decir, que el CBD se puede usar perfectamente para el tratado del acné gracias a su poder antiinflamatorio, además, otros tipos de cannabinoides al contar con receptores del sistema endocannabinoides y un receptor vallinoide pueden ayudar a regular la producción de cebo en la piel, evitando su exceso y por ende la aparición del acné.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba