¿Puede el aceite CBD estimular el apetito?

Al día de hoy se ha demostrado que el Cannabidiol no es sólo un cannabinoide más de la planta del Cannabis, y es que gracias a la ciencia y su especial enfoque sobre el CBD ha marcado un antes y un después tanto en nuestra calidad de vida como en el campo de la medicina.

Ya que se ha comprobado que las diferentes propiedades del CBD pueden tener una enorme relevancia en el tratamiento de muchas afecciones de la salud, al igual que puede ayudarnos a mejorar aspectos de nuestras vidas como la concentración, la calidad del sueño, el estado de ánimo y puede tener también cierto grado de implicación en el apetito.

Si quieres conocer cuál es la repercusión que el Cannabidiol puede tener en nuestro apetito, te invito a seguir leyendo este artículo, ya que vamos a comentar la implicación de este cannabinoide sobre el apetito. ¡Vamos a ello!

¿Cómo funciona el apetito?

Para tener una mejor comprensión sobre cómo el CBD puede tener influencia en nuestro apetito, es importante empezar desde la base, ¿Cuál es? Conocer cómo funciona nuestro apetito y todo lo relacionado con nuestra percepción del hambre.

En primer lugar, el hambre es básicamente nuestra sensación de que necesitamos comer, simple, es un mecanismo de supervivencia del ser humano que nos indica que debemos alimentarnos para no morir.

En líneas generales la comida es la energía que sustenta a nuestro cuerpo, y sin ella, no funcionamos bien, no podemos movernos, pensar con claridad o aprender cosas nuevas por ejemplo.

En cambio, el apetito es las ganas que tenemos de comer. Esto lo que quiere decir es que al momento de que tenemos hambre obviamente necesitamos comida, pero el apetito básicamente es quien decide si queremos comer o no, al igual que los alimentos que nos resultan atractivos y aquellos que no.

En ese sentido, tener hambre no es igual a querer comer, ya que el apetito es el deseo de querer saciar esa hambre.

¿Es el CBD un estimulante del apetito?

En líneas generales, el compuesto del Cannabis a quien se le atribuye la cualidad de estimular el apetito es al THC.

Esta es una de las razones por las que las personas después de consumir marihuana tienen una sensación de hambre considerable, no obstante, el Tetrahidrocannabinol es psicoactivo, lo que lleva a la duda:

¿Es posible estimular nuestro apetito sin tener que sentir esa sensación de “vuelo”?

En ese sentido, una serie de estudios científicos han sugerido que el Cannabidiol puede tener la capacidad de estimular el apetito, pero ¿Cómo lo hace?

En general, el CBD puede fomentar el apetito por medio de los receptores endocannabinoides de 2 formas diferentes:

  1. En esta primera manera lo que sucede en el proceso es gracias a los efectos del CBD en los receptores cannabinoides 1 (CB1), los cuales se hallan en nuestro Sistema Nervioso Central, en el que la otra parte corresponde al cerebro.

En ese sentido, el Cannabidiol puede fomentar la producción de determinadas hormonas, como es el caso de la hormona encargada del hambre.

La grelina, al igual que la serotonina y la dopamina, hormonas con la capacidad de estimular nuestro apetito en las personas que carecen de él en contextos de alto estrés.

  • La otra manera es a través de la conexión de manera directa entre el CBD y los receptores cannabinoides 2 (CB2), quienes se hallan en gran proporción sobre los tejidos periféricos, siendo el sistema gastrointestinal parte de ellos.

En ese sentido, el CBD tiene una importancia considerable en la producción del ácido estomacal y de saliva, lo que ayuda al hambre y también a una digestión óptima.

¿Puede el CBD también suprimir el apetito?

La respuesta general a esta pregunta es ¡Sí!

A modo de antagonista de los receptores CB1, el Cannabidiol tiene la capacidad de disminuir el apetito, lo que hace que este sea una herramienta interesante para el control de la obesidad.

A su vez, una estimulación por su parte en los receptores CB1 desencadena una reducción de la inflamación e ingesta de los alimentos, algo que resulta de ayuda como ya comentaba, de la obesidad.

Del mismo modo, esto es algo que está demostrado en algunos estudios, pero, hay que tener en cuenta que se ejecutaron en animales, donde se demostraba como el CBD puede disminuir el consumo de alimentos.

Entonces, ¿Suprime o estimula el apetito el Cannabidiol?

Puede sonar un poco confusa la respuesta, pero la verdad es que puede hacer las dos cosas. Claro, esto es muy positivo, especialmente por el hecho de cada persona ante el estrés reacciona de maneras diferentes.

Ya que el CBD en función de la persona puede fomentar o resultar útil para las personas que no tienen ganas de comer, o por su parte tienen la sensación de comer todo lo que esté a su paso en momento de estrés.

Pues el CBD al tener la capacidad de reducir el estrés, tiene una influencia de manera indirecta sobre el apetito cuando esté se vea alterado por dicho estrés.

¿Qué tipo de productos de CBD para el apetito son recomendables?

A ver, lo que tiene influencia como tal en nuestro apetito es el CBD en sí, no un producto en específico, pero, si es verdad que algunos productos tienen mayor afinidad para este objetivo, ya que no todos son aptos para ello.

En ese sentido, la mejor opción para ello es el aceite CBD, un producto completamente natural y puro de CBD que se aplica especialmente de manera sublingual, o también, puede añadirse sobre la comida.

Del mismo modo, hay quienes no gustan de sabor amargo de este aceite por lo que optan por añadir una dosis del mismo sobre una bebida de buen sabor, lo que igualmente hará que el producto genere sus efectos sin alguna interferencia, claro, si se suministra por vía sublingual los efectos aparecerán más rápido.

En el punto anterior ya comentaba como el estrés puede influir negativamente sobre el estrés, no obstante, también se puede deber a dolencias corporales (dolor muscular o de cabeza).

En este caso, el CBD se recomienda usarlo por vía tópica, es decir, con una crema CBD, o bálsamos de absorción rápida y ungüentos. Igualmente, la versatilidad del aceite CBD es útil para estos casos.

En lo que respecta a la dosis, cabe destacar que esta puede variar en función de la pureza del producto o las condiciones de la persona, pero, la recomendación es ir variando a partir de dosis pequeñas y aumentarlas progresivamente hasta dar la dosis correcta.

¿Cómo actúa el aceite de CBD para promover el apetito?

Ya este punto lo tocamos a partir de considerar el aceite CBD como la mejor opción para suministrar el CBD y que este influya en el apetito.

En ese sentido, a pesar de que en puntos anteriores ya dábamos pequeñas pinceladas sobre cómo actúa el Cannabidiol en nuestro organismo, ahora lo hacemos de una manera más detallada con respecto a su aceite, y es que este actúa de la siguiente manera para influir en el apetito:

Optimiza tu rendimiento

Cuando una persona está bien alimentada su rendimiento en el día a día es óptimo, y esto es lo que le brinda a la persona tener control sobre su organismo.

Especialmente en el caso de las personas que entrenan y a la vez consumen unas cuantas gotas diarias de CBD, esto les brinda la energía necesaria para ejercitarse, mantenerse en su peso, y esto la verdad es algo que beneficia tanto a las personas que quieren bajar de peso, como aquellas que desean un buen apetito.

Ya que fomenta a una mayor actividad, por lo que tu hambre y apetito van a incrementar, y es que además, al controlar el estrés y la ansiedad, evitará que la persona caiga en los famosos “atracones” de la dieta.

Nutre al organismo

Se ha demostrado que el CBD aporta ácidos grasos muy importantes como el Omega 3 y 6, quienes también son antioxidantes.

Básicamente, estos componentes se deshacen de los radicales libres en el cuerpo. A su vez, son una fuente importante de vitaminas, los cuales ayudarán al apetito a estar saludable.

Elimina molestias y dolores

Ya comentaba anteriormente que las dolencias y molestias en el cuerpo pueden tener una influencia negativa en el apetito.

En ese sentido, el CBD cuenta con propiedades que alivian el dolor, y al deshacerse de ellas, el cuerpo estará en un estado óptimo para que el apetito se encuentre en un contexto ideal.

¿Cómo usar aceite de CBD para promover un apetito saludable?

La investigaciones sobre el Cannabidiol y el apetito todavía se encuentran en desarrollo, y por supuesto, todavía falta mucha información al respecto, pero, el conocimiento que se tiene al respecto es que el CBD Puede tener influencia en el apetito de manera indirecta, es decir, que se encarga de aliviar los agentes que interfieren con el apetito y de esta manera promoverlo.

Del mismo modo, es importante decir que el aceite CBD en este caso no hace milagros, y es que en conjunto a su consumo se necesita de una mejora en nuestros hábitos diarios para mejorar nuestra salud y por ende, el funcionamiento de nuestro apetito. Esas mejoras a implementar son:

Haz de tus días más activos

A ver, el ser humano está hecho para moverse, históricamente esta es la única generación que pasa mayor tiempo sobre un sofá y con trabajos que cada vez implican estar en una silla frente al ordenador.

En primera instancia, lo mejor que puedes hacer para complementar el uso del aceite CBD y mejorar la salud de tu apetito, es moverte más, sal a caminar, dedica un espacio cada semana para ejercitarte, correr un poco, y realizar aquellas actividades que te hagan mover, más allá de tu objetivo, esto hará que tu salud en general mejore.

De igual manera, esto es algo que también te ayudará a mantener una mejor relación con la comida y optimizar esa sensación de querer comer.

Consume suplementos con ácidos grasos omega

Ya comentaba en el punto anterior la importancia que los ácidos grasos Omega 3 y 6 pueden tener en nuestro cuerpo y su salud.

Si bien algunos productos de CBD son una fuente interesante de dichos componentes, mi recomendación es que optes por el aceite de semillas del cáñamo con prensado en frío, ya que esta es una fuente bastante buena de Omega 3, al igual que proteínas vegetales y antioxidantes.

Sigue un horario

El ser humano es básicamente una especie que se rige y funciona mejor con hábitos, no obstante, todo el ajetreo de la sociedad actual, y nuestros días (trabajo, escuela, vida social…), la primera opción para no sentirnos abrumados es restarle importancia al tema de la alimentación.

En ese sentido, el hecho de comer cada tanto y sin estar enfocados en ello, puede llevarnos por un camino poco saludable para nuestro apetito.

Por esta razón, se recomienda fijar una hora fija para cada comida, de esta manera evitarás comer en momentos diferentes días tras día hasta llegar al punto de comer sin tener ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba