Los tricomas del Cannabis: ¿Qué son y por qué son importantes?

Los tricomas forman parte de los aspectos más característicos de la planta del Cannabis, y es que no sólo cuentan con un aspecto y aroma bastante peculiar, sino que además cuentan con una gama extensa de funciones que ayudan al bienestar de la planta en sí, como de quienes la consumen.

Tanto las personas que la consumen, como aquellas que cultivan Cannabis, aseguran que dicha planta es un tipo de espécimen que resulta muy atractivo visualmente.

Sus flores presentan diversos tonos en color verde, y se pueden acentuar en colores de más viveza, como el rosa y el púrpura, y esto lo acompaña de otros aspectos característicos que le dan aún más belleza a la planta en general, siendo los tricomas uno de ellos.

Por ello, en este artículo vamos a repasar todo lo que engloba a los tricomas, por lo que invitamos a que continúes leyendo toda la información y, toma nota. ¡Empecemos!

¿Qué son los tricomas?

Básicamente, los tricomas son apéndices bastante claros que sobresalen en diversas plantas, como pueden ser algas, líquenes y en este caso, el Cannabis.

Se muestran absolutamente en toda la planta y se generan sobre todo en las flores, hojas y el tallo. Dichos tricomas pueden conformarse por pelos, pelos glandulares, papilas y escamas.

Si has notado una planta del Cannabis, así sean sólo los cogollos, seguramente habrás notado que estos pueden presentar un aspecto escarchado desde el exterior.

Esto es provocado en realidad, por los famosos tricomas, pues su aspecto en sí, es cristalino y brillante. Se cree, además, que una concentración elevada de tricomas, por ejemplo, en los cogollos, es sinónimo de que se trata de una variedad de mucha potencia.

¿A qué se debe?

Este es un pensamiento que tiene fundamento, ya que los tricomas contienen glándulas secreto ras que generan una resina clara de mucho brillo. Dicha resina recubre totalmente las superficies de la planta, haciendo que, tanto las flores, como las hojas y el tallo del Cannabis, tengan esa textura pegajosa tan característica.

La resina por su parte, es la responsable del aroma y los sabores de la planta, pero esto no termina allí; estos contienen todos los componentes cannabinoide, como son el THC y el CBD, al igual que los terpenos, flavonoides y demás fitoquímicos involucrados en la potencia, efectos y el posible perfil terapéutico de las diferentes variedades de Cannabis.

La influencia de los tricomas en los cannabinoides y los terpenos:

Las células especiales desarrollan secreciones de cannabinoides y terpenos, los cuales se almacenan una glándula denominada como esférica de resina de dichos tricomas.

Las características naturales, así como la proporción precisa de los terpenos y cannabinoides secretados se encuentra fundamentada por la genética de la semilla original del Cannabis, al igual que se las condiciones del ambiente en el cual se dio su crecimiento.

Muchos cultivadores de Cannabis lo hacen en realidad, por la concentración de THC, y es que la mayoría de variedades de esta planta cuenta con un aproximado del 15 %, claro, en función de las semillas estos niveles pueden variar, llegando incluso a un 25 %.

Eso si, el Cannabis al día de hoy no sólo es THC, pues esto ha evolucionado, a tal punto que muchos cultivadores que prefieren ese lado terapéutico, prefieren conservar y fomentar en más cantidad al CBD. Esto, en muchos consumidores recreativos, les brinda una mejor sensación, más completa y atractiva de hacer más seguido.

Asimismo, los terpenos que son producidos en las diferentes variedades del Cannabis, se encuentran también determinados por el factor genética y todas las condiciones presentes del ambiente de su crecimiento.

Dichos terpenos por su parte, son los encargados de aportar ese atractivo sabor y aroma de la planta. A su vez, tienen la capacidad de modular la clase efecto de subidón que una persona puede experimentar.

¿Sabes cuál es la función de los tricomas en el cannabis?

Los tricomas pueden ubicarse al cubrir las superficies de múltiples clases de plantas en el mundo natural. A su vez, estos pueden contar con diversas funciones, que no sólo son específicas y únicas de la planta del Cannabis.

Por ejemplo, los tricomas se encuentran presentes en diversas variedades de plantas carnívoras, donde esa característica de pegajosidad, es lo que les da el poder de capturar a sus presas. Pero en caso contrario, los tricomas en el Cannabis hacen el papel de ser el mecanismo de defensa.

En el tiempo de cultivo, estos tienen la principal función de disuadir depredadores y plagas, a la vez que mantienen a la planta libre de múltiples factores ambientales estresantes.

Las plantas hembras del Cannabis, por ejemplo, pueden resultar vulnerables ante insectos, pequeños animales, y el factor de estrés en el ambiente que representan los rayos ultravioletas (UV).

En ese sentido, los tricomas no glandulares hacen el papel de disuadir cualquier plaga, capturando y después, empalando, a los pequeños insectos.

Por otra parte, los tricomas glandulares desarrollan terpenos, que, en este caso, cuentan con un sabor más amargo y presentan ese aroma acre que muchas plagas ven desagradable.

Los tricomas, además, cuidan a la planta de esas corrientes perjudiciales de viento, inhiben el desarrollo de hongos y conservan la humedad en un punto óptimo a nivel de superficie, de manera que las hojas no caigan en sequía.

Sus funciones interesantes

Cómo ya mencionaba anteriormente, desde un punto de vista farmacológico, la función más peculiar de los tricomas está en su capacidad para crear y secretar diversos fitoquímicos.

En ese sentido, las moléculas como cannabinoides, terpenos y los flavonoides, es decir, aquellas que son importantes en el ámbito farmacológico, son producidas en el interior de las células de los tricomas, mediante el proceso de biosíntesis.

Durante este proceso, sus enzimas comienzan a catalizar múltiples reacciones químicas que generan moléculas complejas desde aquellas moléculas pequeñas.

Con respecto a la biosíntesis de los cannabinoides, las enzimas principalmente implicadas son la sintasa del ácido canabicroménico (CBCA), la sintasa del ácido canabidiólico (CBDA) y, la sintasa del ácido tetrahidrocannabinólico (THCA).

Respetando los tres pasos fundamentales de la biosíntesis de cannabinoides, es decir, la prenilación, la unión y la ciclización, dichas enzimas toman el papel de ser precursores como sucede con el ácido canabigerólico (CBGA) y el ácido canabigerovarino (CBGVA) en los cannabinoides de tipo ácido, que son el CBDA y el THCA.

Este par de cannabinoides ácidos pueden representar más adelante una alteración mucho más pronunciada por medio de la descarboxilación, para terminar en Cannabidiol y Tetrahidrocannabinol, las clases que generan efectos a nivel fisiológico.

Tipos de tricomas del cannabis

Los tricomas se separan en dos grupos principales, los cuales se dividen así por la capacidad que presentan para la secesión de resina.

En ese sentido, los tricomas glandulares desarrollan cannabinoides, flavonoides y terpenos, y tienen la capacidad de secretarlos sobre una resina mediante sus diferentes glándulas secretoras. En cambio, los tricomas no glandulares, se conocen también como cistolísticos, y se diferencian por no secretar resina.

Dicho esto, vamos a repasar algunos tipos de tricomas a continuación:

Los tricomas bulbosos

Los tricomas bulbosos son básicamente, pequeños bulbos que se pueden ver, salvo la ayuda de un microscopio. Asimismo, están distribuidos de manera uniforme sobre toda la superficie de la planta, y, no son exclusivos de una zona en concreto.

Los tricomas bulbosos por su parte, son responsables de esa apariencia escarchada y textura un tanto pegajosa que presenta la planta. No obstante, su poder para generar cannabinoides, al día de hoy, todavía sigue en duda.

Los tricomas sésiles

Los tricomas sésiles por su parte, tienen un tamaño mayor y son más pronunciados por diferencia, con respecto a los tricomas bulbosos, pero, esto no evita que se necesite de un microscopio para poder notarlos.

Dichos tricomas cuentan con bulbos más grandes, y se pueden ubicar en la zona inferior de las denominadas como hojas de azúcar de la planta del Cannabis. Además, cuentan con células secretoras sobre su base, las cuales se muestran como las responsables de realizar la síntesis de terpenos y fitocannabinoides.

Los tricomas capitados

Si bien son tricomas de menor tamaño, estos cuentan con la misma importancia que los tricomas anteriores. Los tricomas capitados llegan a lograr un diámetro de 20-30 mirones, y como sucede con los tricomas capiteles-pedunculados, estos también se encuentran equipados con su tallo.

¿Cómo aumentar la producción de tricomas maduros en el cannabis?

Ya he comentado anteriormente que las condiciones del ambiente, así como la selección de las semillas del Cannabis juegan un papel importante y son los factores que más importancia deben tener, pues afectan directamente a los tricomas de la planta.

Si se empieza por emplear semillas de Cannabis con bajos niveles de THC, obviamente, lograr niveles altos se verá impedido por la genética. Por ello, seleccionar bien la genética del Cannabis es fundamental.

En ese sentido, las dos opciones principales que puedes utilizar en tu caso si deseas cultivar, son las semillas feminizadas o las semillas fluorescentes. Otra posibilidad son las semillas regulares, pero estas tienden a usarse por una población reducida de cultivadores.  

Teniendo esto en cuenta, en el momento que debas seleccionar las semillas del Cannabis, realiza una debida investigación. Puedes empezar por ver los medios de las redes sociales de las mejores empresas del mundo de semillas de Cannabis, esto te ayudará principalmente, a conocer la clase de resultados que puedes conseguir y los que debes esperar.

Teniendo esto en cuenta, pasemos ahora a dar un pequeño repaso por aquellos factores que te pueden ayudar a incrementar la producción de tricomas en el Cannabis:

Uso de luces LED de cultivo

Son muchos los cultivadores modernos de Cannabis que notaron como el uso de luces LED de cultivo le dio ese plus a nivel de calidad, en comparación con las HPS.

Es más, los cultivadores con licencias, es decir, el top del cultivo de Cannabis, únicamente toman en cuenta el uso de LED. En ese sentido, el aumento en los cultivos cuando emplean LED, en lugar de HPS es notable, ya que las luces de cultivo LED ofrecen un mayor espectro de luz y, presenta menores niveles de estrés causados por el calor.

Usar luces UVB para llevar a cabo el cultivo de Cannabis

Añadir una luz UVB suplementaria en la época de floración es una manera bastante práctica de impulsar ese desarrollo de los tricomas en el Cannabis.

Todo esto resulta muy interesante, pues los tricomas, en parte, han evolucionado de manera para defenderse contra la radiación UVB. Por lo que agregar de forma adicional UVB incrementa los tricomas se muestra como una estrategia usada por múltiples cultivadores de talla profesional.

En ese sentido, los cultivadores hacen uso de estas luces UVB por un período aproximado de 2 a 3 horas diarias en su etapa de 2-3 semanas para terminar la época de floración.

Eso sí, hay que tener en cuenta que los rayos UVB resultan muy dañinos para nuestro cuerpo, pues la piel y en especial los ojos se verán afectados, por ello, no mires o entres en la habitación de cultivo mientras las luces UVB se encuentren encendidas.

¿Cuándo es el momento adecuado para cosechar las plantas de cannabis en función de los tricomas?

Cuando te haces con un poco de Cannabis, seguramente sientes plena confianza en la recolección del vendedor, pero, no hay nada mejor que realizar la cosecha por tus propios medios.

Además, en los cultivos tendrás un control de todos los factores importantes en esta etapa. Siendo esta la razón por la cual muchas personas prefieren hacer su propio cultivo, y conocer el mejor momento para cosechar es clave en ese sentido.

Los tricomas del Cannabis no sólo son importantes por todo lo que proporcionan a la planta, sino que también, porque te ayudarán a conocer a ti en caso que seas cultivador el momento exacto en el que debes hacer la cosecha de la planta.

En ese sentido, antes de comentar la respuesta de este punto, vamos a tocar algunos puntos importantes relacionados con el cultivo del Cannabis y los tricomas:

Producción de tricomas

La biosíntesis de los cannabinoides únicamente empieza dentro de los tricomas en el momento que la planta entra en la fase de floración.

Una vez la planta empieza a florecer, dichos tricomas empezarán a formarse por toda la superficie de esta planta, momento en el que iniciarán su metabolización aquellos precursores requeridos por la síntesis de todos los cannabinoides.

Son variados los factores que tienen influencia en la concentración y el índice de crecimiento de los tricomas en el Cannabis, así como la genética y el ambiente donde se desarrolla la planta.

Anteriormente ya comentábamos algunas ideas al respecto, por ejemplo, la luz UVB puede generar afecciones notables en la producción de fitoquímicos, puesto que estas plantas se exponen a un amplio espectro de luz, los cuales suelen generar más elevadas concentraciones de cannabinoides.

Los tricomas por su parte, empezarán a mostrar su maduración al momento de pasar de un estado translúcido y claro, hacia un color blanco más nublado.

Este paso de colores quiere decir que un tricoma ha logrado su máximo estado de madurez, pues llegaron a la concentración más alta de fitoquímicos producidos.

Quienes cultivan Cannabis, se aprovechan de esto como un indicador que es tiempo de cosecha, pero esto ya lo vamos a comentar mas delante de forma detallada.

A lo largo de este artículo hemos comentado lo importante que resulta el cuidado de los tricomas, pues son sumamente frágiles y se pueden destruir por agentes como el contacto pronunciado, la exposición excesiva a la luz, el calor o la oxidación.

¿En qué momento aparecen los tricomas del Cannabis?

Si bien la gran mayoría de cultivadores realizan los primeros exámenes cercanos sobre el color de los tricomas en la planta cuando finaliza su cosecha, la verdad es que estos están presentes (en cantidades muy mínimas) en el Cannabis cuando esta se encuentra todavía en su juventud, claro, algunos de ellos si que podrán verse a simple vista.

Conforme estas plantas empiezan a envejecer, es cuando los tricomas aumentan en número y, durante mediados de la etapa de floración, estos se notan mucho más.

Entre los cultivadores existe la referencia que, a mayor densidad de los tricomas, es mejor. Hacia la etapa final de la floración, en caso de usar las mejores semillas del Cannabis notarás una costra gruesa de resina de tricomas tanto en las hojas como en los cogollos.

Esto es lo que les brinda un aspecto más blanquecino brilloso a las flores. Además, de apretar los cogollos en esta etapa, verás como estallan los aceites y los terpenos de la resina mientras liberan un buen aroma.

¿Cómo examinar la producción de los tricomas?

Muchos cultivadores analizan sus plantas usando un pequeño lente con aumento, una lupa también es interesante, ya que es necesario usar herramientas adicionales para lograr que resulte mucho más fácil para el ojo la visibilidad de dichos tricomas durante su desarrollo.

También está el caso de los cultivadores que, además de usar este apoyo visual, usan el aroma y, llevan un control de los cambios en la planta en función de las variaciones que presenta en la intensidad del aroma.

Si por tu parte, estas haciendo tu cultivo y seleccionaste correctamente las semillas del Cannabis, notarás como la producción de los tricomas incrementa de forma constante mientras la cosecha se va acercando, generando así, una cosecha de alta calidad de Cannabis.

¿Cuál es el momento indicado para cosechar?

Una de las ventajas que te ofrece la siembra del Cannabis es la individualización, pues la cosecha dependerá de tus gustos.

Algunas personas se decantan por cosechar en épocas tempranas, cuando los tricomas aún tienen una apariencia clara y sin color alguno en este punto; si bien el rendimiento del Cannabis en esta etapa no es el más óptimo, muchos son los cultivadores que ven en una cosecha temprana un buen Cannabis, lleno de mucha viveza.

Probablemente, la mayoría de cultivadores suelen esperar hasta gran parte de los tricomas presenten un aspecto más turbio o lechoso, y, ante los primeros indicativos de que muchos se tornen ámbar, realizan la cosecha.

Esto es algo que les permite gozar un aumento en el rendimiento con respecto a las cosechas en época temprana con unos tricomas incoloros y transparentes.

Esto lo que hace es presentar un subidón muy completo, y unos efectos en el cuerpo mucho más pronunciados. Cuando se trata de ese equilibrio entre el Cannabis medicinal y un uso recreativo, esta época de cosecha es una buena mezcla.

Otro grupo de cultivadores por su parte, se decantan por esperar un poco más, hasta que la mayoría de los tricomas empiezan a tornarse ámbar y rojizos.

En ese sentido, las células que secretan los cannabinoides y los terpenos, empiezan a morir en esta fase, por lo que los tricomas se tornan con este aspecto.

Todo esto hace que el Cannabis resulte con sensaciones más pesadas y efectos muy fuertes en el cuerpo. Simplemente es cuestión de gustos, pues en personas que deseen un buen colocón, y aún así, quieren disfrutar del Cannabis medicinal, esta alternativa de cosecha es la mejor.

Conclusiones

Como habrás notado, los tricomas son parte esencial de la planta del Cannabis, por lo que, si eres cultivado, es necesario que conozcas sobre ellos, pues esto será algo que mejorará notablemente la calidad de cada cosecha.

Además, como consumidor te debe despertar interés saber de dónde vienen esas propiedades y efectos de la planta. Es más, sin los tricomas, no hay ni THC, CBD, el bueno sabor, aromas y demás fitoquímicos de esta planta que resultan tan agradables.

Además, tener conocimiento de su función botánica, y conocer el verdadero significado de cada variación en el sentido de los tricomas, será fundamental, y te ayudarán a cosechar los cogollos en el momento preciso, pues ya vimos cual era su importancia.

Es importante que en el cultivo de Cannabis se tengan cuidados especiales, pues se debe cuidar al máximo la calidad de los tricomas, pues no olvidemos que los terpenos y cannabinoides dependen de ello.

Los tricomas son el puente de comunicación que existe entre la planta y el cultivador, pues su aspecto durante todo el proceso de floración les da ideas a los cultivadores sobre cómo se componen químicamente.

Debido a esto, se ligar determinar si es el momento idóneo de cosecha, para asegurar así, máximos niveles de cannabinoides y los mejores efectos posibles.

Además, también es cierto que los tricomas no solo resultan de importancia para el cultivo, sino que, además, los extractos realizados de Cannabis, como el aceite o el Hachís, dependen exclusivamente de los tricomas.

Todo esto nos hace darnos cuenta de que, los tricomas son fundamentales, y un buen desarrollo de los mismos será perfecto para nuestras sensaciones consumiendo Cannabis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba