heart, curve, love

Influye el CBD en la presión arterial?

Hay distintos estudios que revelan que el CBD puede ayudar a disminuir otros elementos que contribuyen al incremento de la presión arterial. La ansiedad, la inflamación excesiva, el dolor y el estrés crónico, así como el sueño de baja calidad consiguen provocar un incremento de la presión arterial.

En ese sentido, al Cannabidiol se le han atribuido múltiples usos con respecto al tratamiento de diversas afecciones en la salud, y en el caso de los problemas con la presión arterial no es la excepción, y de ello hablaremos en este artículo.

Continúa leyendo y, sobre todo, toma nota, pues el contenido está cargado de muchos aspectos científicos e información sobre el CBD y su empleo en este tipo de casos ¡Empecemos ¡

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es básicamente el nivel de presión que la sangre produce cuando empuja hacia las paredes de las arterias, las cuales son válvulas encargadas de llevar la sangre desde el corazón hacia todo el cuerpo en general.

En ese sentido, cuando el médico realiza una medición de la presión arterial, se observan dos tipos de niveles de la misma: la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica.

Por una parte, la presión arterial sistólica es aquella presión que se produce sobre las arterias cada vez que el corazón late. En cambio, la presión arterial diastólica es aquella presión que se genera específicamente sobre las arterias entre los latidos por parte del corazón.

Asimismo, una lectura de la presión arterial registra tanto la presión arterial sistólica, como la presión arterial diastólica, siendo el número de la sistólica aquel que va escrito primero sobre el número de la diastólica. Un ejemplo de ello sería así:

En caso de en un individuo la presión arterial sistólica tenga una medición de 120, mientras que la diastólica es de 80, la manera en cómo se registraría por parte del médico sería tal que así: 120/80 mm Hg.

Por otro lado, cabe destacar que ante ello surgen problemas como la tensión baja (hipotensión) y la presión alta (hipertensión).

Teniendo en cuenta que, la hipertensión es un problema mucho más común que la hipotensión, procedemos a comentar brevemente sobre ella:

Cuando se trata de la hipertensión arterial, podemos notar dos tipos de ella, los cuales comentamos a continuación:

Hipertensión primaria

Este se trata básicamente del tipo de hipertensión más común pues alrededor de un 90-95% de los pacientes por esta afección son diagnosticados por hipertensión primaria.

Cabe destacar, que la hipertensión primaria es hereditaria y, a pesar de ser una afección cuyas causantes son desconocidas, el ámbito genético es muy probable que tenga gran responsabilidad en ese sentido.

Del mismo modo, normalmente es complicado encontrar otras causas relacionadas a esta afección.

Además, en referencia a esta afección destaca el nombre de “asesino silencioso”.

Hipertensión secundaria

A diferencia del punto anterior, se puede denominar como hipertensión secundaria siempre que se identifique una causa subyacente a dicha hipertensión arterial.

En ese sentido, las causas de esta se relacionan con algún tipo de condición médica, así como otra serie de factores como puede ser el abuso de sustancias.

Teniendo esto en cuenta, algunas de las posibles causas de dicha hipertensión secundaria son las siguientes:

  • Problemas de tiroides.
  • Apnea.
  • Enfermedad renal.
  • Problemas suprarrenales.
  • Abuso de alcohol.
  • Anomalías relacionadas con la arteria renal.
  • Abuso de sustancias o aparición de efectos secundarios por el uso de fármacos, sobre todo de analgésicos.

Por otra parte, es importante destacar el hecho de, que la gran mayoría de personas que padecen esta afección no se dan cuenta de los síntomas en un principio.

Esto la verdad es bastante negativa, puesto que hace que la hipertensión se convierta en un problema mayor para la salud y cause daños graves antes de su diagnóstico.

Teniendo esto en cuenta, es importante que estés atento/a con los siguientes síntomas: náuseas, dolores de cabeza, dificultades en la respiración, fatiga o visión borrosa. Del mismo modo, una sensación de inquietud es otro aspecto a considerar.

Hablando de manera general sobre la hipertensión arterial, muchos de los problemas más graves en la salud causados por ella son:

  • Paro cardíaco.
  • Un accidente cerebrovascular.
  • Insuficiencia cardíaca crónica.
  • Enfermedad renal.

¿Qué significa la presión arterial para tu salud?

Con todo lo comentado hasta este momento sobre la presión arterial, se puede notar la gran relevancia que tiene esta en nuestra salud, y es que la lectura de la presión arterial es básicamente un directo indicador sobre la salud de nuestro corazón.

Si la presión arterial se eleva más de lo que debería, esto es un claro indicativo de que el corazón está trabajando más de lo necesario.

Como vimos en puntos anteriores, la hipertensión, puede causar eventualmente problemas en la salud, como pueden ser enfermedades cardíacas, problemas con ataques cardíacos e incluso accidentes cerebrovasculares.

Si dicha presión arterial es baja, es decir, que la persona tiene hipotensión, esto es una señal clara que, tanto el corazón como el organismo no cuenta con suficiente sangre oxigenada, por lo que se puede indicar que existe una condición subyacente de salud.

Claro, la hipertensión es el problema de la presión arterial más común, problema que se evidencia sobre todo en Estados Unidos, y es que se ha llegado a estimar que, al menos la mitad de la población adulta en dicha nación padecen de hipertensión.

¿Cuál es la presión arterial normal para las personas?

En la población adulta general, una lectura que resulta normal y saludable de la presión arterial es claramente menor a los mencionados 120/80 mm Hg en el ejemplo de puntos anteriores, así como también es superior a los 90/60 mm Hg.

Tanto el primer valor como el segundo son valores que en al lectura de la presión arterial deben encuadrar en ese rango para ser considerados como normales.

Tratamientos para la hipertensión arterial

Retomando con el tema de la hipertensión arterial, seguimos en este caso con algunos de los tratamientos convencionales al respecto, y es que dichos tratamientos son aquellos que se emplean siempre que el diagnóstico sea realizado a tiempo.

En ese sentido, el método habitual es básicamente emplear una serie de fármacos denominado betabloqueantes.

Cuyo objetivo es el de mostrar alivio en gran parte de toda la carga de trabajo que se lleva el corazón, disminuyendo así, la presión arterial, así como la frecuencia cardíaca.

Otra clase de medicamentos empleados normalmente son aquellos que, en este caso, dilatan los vasos sanguíneos, también, los que pueden bloquear agentes vasoconstrictores.

En ese sentido, existe una alta disponibilidad de medicamentos, los cuales se muestran con una eficacia bastante alta.

No obstante, son opciones de tratamiento que, al igual que la mayoría de tratamientos con fármacos, muestra diferentes efectos secundarios notables, como es en este caso la fatiga, mareos, náuseas y demás.

Siendo esta una de las razones principales por las cuales muchas personas con este problema se decantan por alternativas menos complejas. A su vez, en la actualidad son muchos los pacientes que optan por el uso de remedios naturales.

Por otra parte, resalta la prevención de este problema a través de los suplementos naturales, los cuales en este caso si que brindan muchos beneficios, especialmente como tratamiento posterior a dichos síntomas generados por el consumo de medicamentos sintéticos.

Por esta razón, es que el CBD se muestra también como una opción a tener muy en cuenta para regular todo el tema de la presión arterial elevada.

¿Cómo puede el CBD afectar la presión arterial?

Diversos estudios afirman que el CBD puede contar con cierto grado de influencia de cara a reducir la presión alta, así como la respuesta al estrés de la misma.

En ese sentido, un estudio publicado en 2017 se enfocó en, como una dosis de CBD en humanos afectaría sobre la presión arterial.

En él, descubrieron que el suministro agudo de Cannabidiol redujo la presión arterial estando en reposo y también, atenuaba aquella respuesta ante el estrés de la presión arterial por parte de los participantes.

Del mismo modo, dicho estudio no investigó anteriormente de manera expresa cómo el Cannabidiol puede haber disminuido la presión arterial en los participantes, pero, otros grupos de investigadores cuentan con diversas teorías.

Como explicaba en un principio, diversos estudios afirman, por el contrario, que el CBD puede ser un complemento al aliviar aquellos componentes influyentes en la presión alta, y es que la mejora del sueño, el alivio del dolor, la inflamación o la ansiedad, así como disminuir los niveles de estrés, son aspectos con una relevancia directa en la presión arterial elevada, por lo que el CBD al trabajar positivamente en ellos, se deduce que puede ayudar con la presión arterial.

Asimismo, científicos sugieren que las propiedades antiinflamatorias por parte del CBD puede ser otra de las principales razones de su uso ante la presión arterial elevada.

Teniendo esto en cuenta, así como un estudio reciente en el que se demuestra que este cannabinoide puede ayudar a reducir la inflamación en los vasos sanguíneos y el corazón.

En ese sentido, una reducción en la inflamación por parte de los vasos sanguíneos y el corazón, puede permitir un flujo más liberado de la sangre en el cuerpo, lo que se traduce como una baja en la presión arterial elevada.

¿Cuáles son los efectos cardiovasculares del CBD?

Teniendo en cuenta lo mencionado en el punto anterior, se puede decir que, por supuesto hay cierta evidencia de que el Cannabidiol puede tener influencia de cara a reducir la presión arterial, así, como la respuesta al estrés de esta, pero en este caso surge la duda:

¿Es el CBD realmente bueno sobre la salud del corazón? En respuesta a esta pregunta, aún no existe la evidencia suficiente para determinar si es cierto, pero, tampoco vinculo alguno sobre sí es negativo para el corazón.

En ese sentido, la conclusión es que la ciencia en este aspecto está en un punto medio pues, así como no se demostrado que sea negativo, tampoco se ha hecho en el sentido de que pueda llegar a ser positivo.

Gracias a que diversos estudios han realizado sugerencias con respecto al CBD y sus propiedades vasodilatadoras, así como su capacidad de reducir el estrés, se puede hacer cierta relación con respecto a disminuir el riesgo sobre determinadas afecciones en la salud ligadas con los altos niveles de estés y la presión alta.

Pero como ya comentaba, aún no hay estudios suficientes alrededor de este tema, por lo que no estamos a tiempo para sacar conclusiones certeras sobre si el CBD puede ser bueno sobre este tipo de afecciones.

Pero claro, como vimos en los puntos anteriores, dichas propiedades vasodilatadoras, así como la capacidad de este cannabinoide de cara a disminuir el estrés, hacen que el CBD pueda ser interesante en pacientes por un accidente cerebrovascular.

Para este último punto si que hay más teoría por parte de la ciencia, y esto quedó demostrado en las revisiones realizadas que se mencionaron anteriormente.

Entonces ¿Qué sucederá con este campo?

A todo esto, no podemos olvidar que este es un campo en constante evolución, por lo que solo queda esperar las investigaciones al respecto que irán apareciendo en esta década.

A su vez, es importante destacar lo que comentaba en un inicio, y es que la eficacia del CBD ante la presión arterial está, en que este cannabinoide puede reducir otros componentes que, en consecuencia, mejoran la presión alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba