¿Es el CBD un placebo?

¿Realmente el Cannabidiol produce todos esos cambios fisiológicos en nuestro organismo o simplemente es un placebo?

A ver, este compuesto al ganar tanta popularidad en esta última década es normal que surjan dudas de todo tipo como esta.

Antes de sacar conclusiones es importante mencionar que existe un sinfín de estudios que demuestran las propiedades del CBD y como estas pueden ser utilizadas para el tratamiento de diferentes enfermedades en el ser humano.

De igual manera, para tener una mayor certeza, te invito a seguir leyendo y así determinar lo que es realmente el CBD. ¡Empecemos!

¿Qué es el efecto placebo?

En definitiva, el efecto placebo es básicamente un efecto positivo que genera un fármaco ineficaz sobre una persona.

En ese sentido, su resultado beneficios no se debe al fármaco en sí, más bien se le atribuye a la creencia que tenga el paciente sobre la efectividad de dicho fármaco.

Esto si es la primera vez que lo escuchas puede resultarte un tanto confuso, pero la verdad es que todo esto sucede por el poder extraordinario de la mente humana, y es que en este tipo de escenarios puede hacernos creer que un tratamiento o fármaco que en realidad es falso, nos está funcionando.

Son muchos los casos de personas que tienen determinada dolencia y creen plenamente que lo que han tomado les aliviará dicha dolencia, y posteriormente dichos síntomas alivian.

Ejemplos

Un ejemplo de ello es el famoso placebo para aliviar el dolor de cabeza, y es que hay casos en los que personas con dolor de cabeza, toman una pastilla que supuestamente alivia dicho dolor (no es más que una pastilla de azúcar) y al tiempo dicho dolor desaparece debido a la creencia de la persona en la efectividad de la pastilla.

Esto seguramente te puede parecer algo fantasioso o extremo, pero no, el efecto placebo está incluso reconocido por el campo de la ciencia.

En ese sentido, el ejemplo que te mencioné es mínimo en comparación a lo que se ha comprobado, y es que si bien no puede generar algún cambio en tumores, cáncer o problemas como el colesterol elevado obviamente, en aquellos problemas pequeños como el dolor, problemas de sueño e incluso la depresión pueden verse influenciados por el efecto placebo.

Ante todo esto, hay una gran teoría con respecto al funcionamiento de este efecto placebo, y es que este abarca todas las expectativas que tiene una persona con ciertos padecimientos.

Y es que si una persona cree plenamente que lo que consume aliviará su mal y se trata de un fármaco efectivo, toda su química interna empieza a trabajar para generar los efectos esperados. De verdad que es algo muy interesante.

El CBD va más allá que un efecto placebo

Como ya mencionaba en un inicio, los investigadores han comprobado que el Cannabidiol desencadena ciertos cambios y efectos fisiológicos en el cuerpo humano, pero claro, como ya vimos en el punto anterior, dichos cambios también pueden tratarse de un efecto placebo.

Pero la verdad es que esto no es así, y es que los ensayos clínicos controlados con un placebo ayudan a diferenciar entre los efectos de un componente real y un placebo.

Esto se debe a que en muchas de estas prácticas participan dos grupos de personas, está el grupo que recibe la sustancia real (grupo que realmente será experimentado) y el grupo que recibe el placebo.

Por otro lado tenemos a los estudios tipo doble ciego, los cuales son controlados con un placebo y están un paso más adelante.

En este tipo de estudios sucede algo curioso, y es que ni los pacientes participantes ni los investigadores tienen conocimiento sobre cuál es el grupo que ha recibido la sustancia real y cuál el producto placebo. Esto básicamente se hace con el objetivo de eliminar el mayor sesgo que se pueda.

Ante ello, se sabe que el Cannabidiol brinda algo más que un simple efecto placebo, ya que los investigadores ya se han encargado anteriormente de exponer a este cannabinoide con esta serie de medidas científicas.

Pongamos una serie de ejemplos reales de ello

  1. Un ensayo clínico llevado a cabo en el 2018 aleatorizado de tipo doble ciego bajo un control con placebo, demostró los efectos del Cannabidiol en pacientes por convulsiones.

Dichos resultados evidenciaron como el grupo que recibió el Cannabidiol experimentó una disminución mucho más notable en la frecuencia mensual que presentaban las crisis de caída, mientras que el grupo que recibió el placebo no fue tan notorio.

  • Del mismo modo, hay que destacar otro ensayo clínico doble ciego que se publicó en el Journal of Psychopharmacology donde se investigó los efectos del CBD sobre los pacientes con la Enfermedad de Parkinson.

El grupo de pacientes que recibió Cannabidiol presentó una diferencia notable en la mejora de su calidad de vida y su bienestar por encima del grupo que recibió el placebo.

  • Otro estudio de tipo doble ciego bajo el control con un placebo se encargó de analizar la eficacia posible de un extracto con alta concentración de CBD para el tratamiento de los síntomas de la colitis ulcerosa.

Allí básicamente se descubrió cómo el grupo que recibió el CBD logró resultados mejores con respecto a su calidad de vida en comparación del grupo que recibió el placebo.

Se necesita más investigaciones al respecto…

Si bien todas estas investigaciones demuestran una rotunda superioridad del Cannabidiol sobre las sustancias placebo, estos estudios fueron elaborados con mucha distancia entre ellos, además que no son demasiados en ese sentido, no obstante, el futuro cercano seguirán apareciendo estudios y ensayos clínicos al respecto.

De igual manera, esas investigaciones nos proporcionan el hecho de la capacidad que tienen los efectos y propiedades del CBD en comparación al placebo, y es que este cannabinoide genera efectos rotundos sobre los tratamientos en los que utilizan, y la verdad es que esto representa una ventaja en ese aspecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba