joint, blunt, smoke

Se pueden fumar los cogollos de CBD

En primer lugar, vale decir que, así como tienes sus aspectos negativos, existen muchos beneficios de fumar cogollos de CBD.

Además, tampoco te van a colocar, es más, la sensación al momento de fumar cogollos de CBD será de relajación, aunque también dependerá en gran medida de la dosis y su magnitud.

Del mismo modo, esta falta de efectos psicoactivos se debe a los receptores cannabinoides que presentan interacción con el Cannabidiol.

Por otro lado, fumar cogollos de CBD es mucho más saludable que hacerlo con los típicos cigarrillos de tabaco, y la mejora en la calidad de vida es destacable.

Por ello, desde CBDFarm te hacemos la invitación de leer este artículo, pues además de conocer aspectos relevantes sobre fumar cogollos de CBD, conocerás mucha más información de calidad sobre el Cannabidiol, el THC y más. ¡Vamos a ello!

¿Qué sucede cuando fumamos cogollos de CBD durante muchos días?

Como veremos más adelante, el CBD es una de los componentes que se ubican en el Cannabis, pero a diferencia del THC, no genera efectos psicoactivos, por lo que no te va a colocar, es más, te ayudará a mejorar tu estado de ánimo u optimizar aspectos como la concentración.

Fumar cogollos de CBD no es malo, si bien hacerlo en exceso es contraproducente para la salud de los pulmones por la combustión del proceso, no es algo de que alarmarse, igualmente, ante cualquier molestia, es necesario acudir a un médico.

De igual manera, los beneficios del CBD están presentes, aunque, es necesario encontrar la dosis correcta, pues en el peor de los casos, consumir una dosis excesiva, puede acarrear algunos efectos adversos, como presión arterial baja, sequedad en la boca, somnolencia o aturdimiento.

Eso sí, bajo la dosis correcta, y una regulación del consumo, fumar cogollos de CBD puede resultar beneficioso para la salud.

Diferencias entre el THC y CBD

El Cannabidiol (CBD) y el Tetrahidrocannabinol (THC) son los compuestos principales del Cannabis, pero, ambos pres están diferencias tanto en sus efectos, como en su estructura química.

Para ir un poco más allá, el CBD es famoso por todos sus beneficios medicinales, en cambio, el THC se conoce por los efectos psicoactivos, los cuales son famosos de la marihuana. De igual manera, ambos han sido estudiados por la ciencia gracias al potencial terapéutico que presentan, pero la verdad es que las diferencias que presentan son notables y las comentamos a continuación:

Aunque tienen ciertas semejanzas en su estructura molecular, el CBD y el THC no presentan una disposición química similar, siendo esta la razón por la cual el cuerpo las percibe de manera diferente.

En ese sentido, el THC se une especialmente, con los receptores del cerebro, encargados sobre todo del estado de ánimo, el dolor y los sentimientos, por lo que esto genera ese “colocón” o euforia en muchos casos.

Siguiendo esta información, la principal diferencia que existe entre este par de cannabinoides se encuentra en el efecto psicoactivo. Pues el Cannabidiol no se considera psicoactivo, aunque puede tener pequeños detalles de THC de hasta 0.3%. Además, se cree que el CBD interactúa con aquellos neurotransmisores que se responsabilizan de los efectos de bienestar.

Beneficios médicos

Ya hemos visto hasta ahora que el CBD y el THC pueden comunicarse con nuestro organismo a través del sistema endocannabinoide.

Además, se ha visto en diversos estudios que tienen cierta relevancia en la mejora de la salud puesto que intervienen en el proceso regulatorio de diversas funciones. Pero claro, si bien tienen efectos en la salud, estos son diferentes, y los mencionamos a continuación:

CBD:

Al día de hoy, el Cannabidiol es un cannabinoide que está ganando mucha fuerza dentro del campo de la medicina, y es que, si bien se ha hablado sobre el Cannabis medicinal desde hace tiempo, con la llegada del CBD este aspecto ha incrementado en todos los sentidos, ya que presenta beneficios como:

  • Alivia el dolor provocado por la artritis.
  • Es un coadyuvante para tratar la esclerosis múltiple.
  • “Ayuda a reducir los síntomas propios de la enfermedad de Crohn.” (“La supervitamina D – eMujer.com”)
  • Ayuda a optimizar el tratamiento del cáncer.
  • Disminuye problemas provocados con la ansiedad, al igual que los trastornos que se presentan en el estado de ánimo.
  • Ayuda a aliviar los trastornos del sueño.
  • Ayuda a mejorar tu concentración.
  • Alivia los dolores menstruales.

THC:

La calidad en la evidencia publicada hasta ahora sobre las propiedades y efectos del THC, son múltiples. Es más, diversos estudios presentan resultados un tanto controversiales. Pero más allá de esto, los efectos medicinales de este cannabinoide son los siguientes:

  • Reduce el dolor provocado por la esclerosis múltiple.
  • Disminuye los temblores propios de la enfermedad de Parkinson.
  • Ayuda a aliviar las náuseas.
  • Aumenta el apetito.
  • Complementa el tratamiento y previene el glaucoma.

Similitudes entre el CBD y el THC

Ya comentaba anteriormente que, tanto el CBD como el THC tienen cierta similitud en su estructura, además de tener su origen en la planta de Cannabis, planta donde la marihuana también tiene su origen.

Asimismo, el Cannabidiol se encuentra, ya de manera predominante en el cáñamo, una planta muy similar a la marihuana. Es más, por esta razón es que el cáñamo se usa con fines terapéuticos, pues sus niveles de THC son muy bajos, y los de CBD, muy altos.

Siguiendo con el tema de su estructura molecular, tanto el CBD como el THC, presentan una composición de 21 átomos de carbono, 2 de átomos de oxígeno y 30 de hidrógeno. Pero, una mínima diferencia en su organización es aquello que determina sus diferencias de efectos.

Además, coinciden en la ruta de biosíntesis, pues ambas son muy parecidas a los endocannabinoides naturales del cuerpo, permitiendo así su interacción con nuestros receptores de cannabinoides. Por esta razón, alteran la secesión de neurotransmisores en nuestro cerebro.

La situación legal del THC y el CBD

Ahora que ya vimos un poco sobre este par de cannabinoides, es momento de dar un breve repaso de la situación legal.

En ese sentido, vale decir que su situación legal dependerá específicamente de cada país. De igual forma, hasta el mes de diciembre en el 2020, la legislación de muchos países estaba reglada por la Convención Única sobre Estupefacientes de Naciones Unidas de 1961, lo que hace que el Cannabis, y por supuesto, también sus cannabinoides, estaban integrados en la Lista IV de todas aquellas sustancias prohibidas, donde se encuentran sustancias como la heroína.

Sin embargo, todo esto presentó un cambio para el año 2020, momento en el que la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas hizo una nueva clasificación del Cannabis, siguiendo todos aquellos consejos de la Organización Mundial de la Salud, y se puso a en pro de expulsar Cannabis de dicha lista, siempre que su empleo sea con un objetivo medicinal.

En los países de la Unión Europea, el THC es ilegal cuando sus niveles son mayores al 1%, pero, en productos altos en CBD, con niveles inferiores al 0.5% está permitido. Además, la legislación en este caso varía en función del tipo de consumo, ya sea aceite, tópicos o cogollos de CBD.

¿Por qué cambiarnos del THC al CBD?

El THC actúa de manera directa en los receptores CB1, receptores que ayudan en la regulación del apetito, la memoria, el placer o la concentración; es más, por ello resulta mucho más apetitoso probar cualquier comida después de probar productos altos de THC.

Pero, está la otra cara de la moneda, y es que este cannabinoide puede provocar alteraciones en la capacidad de percepción, lo que impide la realización de diversas tareas.

También, altera el estado de ánimo, por lo que muchas personas piensan dejar a un lado el THC por el Cannabidiol, pues los efectos de este último son más positivos.

Es más, si quieres seguir consumiendo productos con apariencia y sabor similar al del Cannabis, tienes la opción de los cogollos de CBD, pues si lo deseas puedes fumar cogollos de CBD sin sentir el subidón del THC, y disfrutar de los sabores clásicos de las variedades de Cannabis.

Además, el Cannabidiol te ayudará a optimizar aspectos como la atención, el descanso y la calidad de vida en general.

Conclusión

Si bien fumar cogollos se CBD no es la mejor manera de consumir el Cannabidiol, resulta más saludable que fumar, por ejemplo, los cigarrillos de nicotina, o los cogollos de marihuana como tal.

De hecho, los beneficios del CBD van a seguir presentes, pues como ya comentaba, además de ser un complemento en el tratamiento de diversas afecciones en la salud, también ayuda a optimizar procesos en el estilo de vida, como el descanso, la atención, la concentración y demás.

Obviamente, resulta necesario mantenernos actualizados con todas las investigaciones que sigan apareciendo al respecto, pues nuestra salud está presente.

Y lo más importante, procurar que la calidad de los productos (cogollos en este caso) de CBD, guarden la mayor calidad, por lo que optar por una buena marca es importante, como la confianza que CBDFarm tiene para ti en todos nuestros productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba