¿Qué es el Jelly Hash y cómo se hace?

Dentro del mundo del cannabis se puede encontrar la marihuana en una gran variedad de presentaciones y productos como los porros, los vaporizadores, los bongs y el jelly hash. De este último es de lo que te hablaremos en este post, así te vas familiarizando más con el tema.

Si eres amante de preparar tus propios mecanismos para disfrutar los efectos del cannabis, entonces el Jelly Hash es para ti, pues es un producto que puedes elaborar en casa, con mucha facilidad y así obtener los resultados que tanto deseas.

¿Qué es el Jelly Hash?

Como Jelly Hash se conoce a un concentrado fuerte de cannabis que no es muy conocido dentro de este sector, pero es igual de atractivo que otros productos de esta naturaleza y ofrece una variedad de beneficios que lo convierten en el favorito de muchos consumidores de cannabis a escala mundial.

Se trata de un hachís que por lo general se prepara con una mezcla de aceite de hachís y bubble hash, los cuales poseen una potencia muy elevada, en vista de que se extraen de los tricomas de las plantas de marihuana.

Para producir el bubble hash se utilizan algunos elementos y métodos mecánicos como las bolsas de malla y el agua helada. El aceite de hachís, por su parte, se extrae utilizando butano o cualquier otro solvente que genere los mismos resultados.

Proporción ideal para hacer Jelly Hash

El Jelly Hash resulta perfecto para aquellos amantes del cannabis que suelen disfrutar el proceso de preparación de sus propias mezclas de forma casera. Lo más común en cuanto a las proporciones es usar un 80% del bubble hash y el 20% restante de aceite de hachís.

Sin embargo, esto no es nada inamovible porque las proporciones se pueden modificar en función de lo que prefieran los usuarios y consumidores. El ratio perfecto lo logra cada quien después de realizar varias pruebas al respecto y comprender exactamente cuál es el que le aporta mejores resultados.

¿Cuáles son las ventajas del Jelly Hash?

El Jelly Hash es un concentrado que proporciona una gran variedad de ventajas a los consumidores, pues tiene un efecto bastante potente. Aquí te presentamos sus tres beneficios principales:

Facilidad de consumo

Sin duda alguna esta es una de sus mayores ventajas, pues resulta un concentrado bastante fácil de consumir, gracias a que tiene un carácter sólido que es bastante manejable, resultando perfecto para un canuto o un bong.

Otra forma de fumarlo es mezclarlo con algunos cogollos, pues de esa manera se alarga la duración de la reserva de este producto. De esa manera se logra aprovechar su máximo potencial psicoactivo.

Cannabinoides y terpenos en cantidad

El Jelly Hash es un producto cargado de terpeno y cannabinoide, que es lo que le aporta esa propiedad y potencia tan elevada, cuya acción es muy rápida, que es algo muy agradable para los amantes del cannabis.

Sabores y aromas agradables

El aroma que contiene el concentrado de Jelly Hash es fuerte y terroso, que despierta y deleita los sentidos para quien decida probarlo, provocando así una sensación, olor y sabor muy agradable.

Es económico

El jelly hash representa una de las maneras más económicas en las que se pueden disfrutar las propiedades de todos los compuestos esenciales de la planta de marihuana, en vista de que la compra de los materiales para su preparación resulta mucho más barata que la marihuana en hierba. Además, la cantidad de concentrado es superior y tiene una durabilidad considerable.

La personalización

Preparar en casa el Jelly Hash permite a los consumidores personalizar su propia receta, en función de los efectos alcanzados en cada prueba, hasta llegar a una proporción equilibrada entre el aceite de hachís y el bubble hash que es totalmente única y personal.

¿Quieres saber cuáles son las mejores variedades de marihuana para hacer Jelly Hash?

Si quieres conocer qué variedades de plantas de marihuana son perfectas para hacer un buen Jelly Hash, debes saber que las mejores alternativas para ello son las que poseen una mayor cantidad de hachís por cada gramo de la planta, pues de allí se obtienen cogollos que están cargados de resina.

Esto quiere decir que las mejores plantas de cáñamo o marihuana para el hachís son aquellas que tienen las flores más pegajosas, como ocurre con la kusk, por ejemplo. Elige siempre este tipo de plantas y obtendrás un resultado bastante óptimo.

¿Sabes cómo hacer Jelly Hash?

Es casi imposible que al primer intento se pueda hacer un Jelly Hash perfecto. Pero no te desanimes, solo tendrás que hacer una serie de pruebas hasta que consigas el equilibrio idóneo entre el bubble hash y el aceite de hachís para consumir el concentrado tal como te gusta.

Preparar este producto en casa es un proceso que se lleva a cabo más por tanteo que por proporciones específicas, pero a medida que lo practicas logras perfeccionar los resultados y así identificar exactamente qué es lo que prefieres.

De acuerdo con la opinión de varios expertos en la materia, la proporción adecuada del aceite de hachís y bubble hash es de 1:3 para obtener un buen concentrado de cannabis, por lo que tomaremos esa referencia para realizar la receta que te presentaremos a continuación, que resulta muy fácil de realizar, por lo que no tienes que ser un experto en la materia para lograrlo.

·       Materiales y utensilios para hacer Jelly Hash

La preparación del concentrado Jelly Hash requiere que tengas a la mano una serie de materiales y utensilios que no son tan difíciles de encontrar o comprar, pues en cualquier tienda cannábica puedes tener acceso a ellos:

  • Un encendedor soplete de gas 
  • Tres partes de bubble hash en polvo y que no esté prensado
  • Una cuchara grande de cocina, tipo sopera, o un envase pequeño que sea de vidrio o metal
  • Una parte de aceite de hachís BHO o polen honey oil
  • Una bolsa de plástico que tenga cierre
  • Una varilla para mezclar, que puede ser de acero inoxidable o de vidrio

Todos los materiales y utensilios que utilizas para tu concentrado Jelly Hash debes guardarlos en un sitio específico y solo usarlos en esta tarea, pues de esa manera evitas una posible contaminación que pueda provocar alteraciones en el sabor, el aroma o la textura de tu producto casero.

·       Sigue nuestras instrucciones para elaborar Jelly Hash

Estas son instrucciones muy sencillas con las que puedes preparar tu propio concentrado de marihuana o comenzar con las pruebas para lograr el ratio más perfecto. Sigue todo como te lo indicamos y lograrás un resultado tan bueno como lo esperas.

Paso 1: vierte el aceite de hachís en la cuchara o envase. Después ubica el mechero o soplete debajo de éste, a una distancia de 2.5 cm, con el fin de calentar el aceite, sin que se queme.

Paso 2: Cuando el aceite se encuentra caliente y observes que emite un poco de vapor, agrega el bubble hash en polvo de manera paulatina, en cantidades bastante pequeñas y mezcla bien ambos componentes utilizando la varilla.

La mezcla comienza a cambiar, por lo que al principio observas que tiene un aspecto similar al de un sirope de color marrón, pegajoso y grueso. Después logra una consistencia que se parece mucho al caramelo o la melaza y finalmente se vuelve totalmente gelatinosa.

Una vez que el bubble hash se mezcla bien con el aceite, retíralo del mechero, pero continúa removiendo la mezcla hasta que se enfríe.

Paso 3: Espera a que la preparación se enfríe hasta el punto en el que puedas tocarla. Cuando ya consideras que está lista, viertes la mezcla dentro de la bolsa de plástico, la cierras y la colocas dentro del congelador por un tiempo máximo de tres minutos, que te permitirá darle la forma que quieras y listo.

El resultado de esto es un hachís bastante aromático, potente y muy agradable, cuyos efectos se producen de manera rápida, aunque el bajón normalmente es suave, en cualquiera de las maneras en las que se consume, gracias a que con ello se aprovecha en un alto porcentaje el Tetrahidrocannabinol que contiene el cannabis.

En caso de que se quiera obtener un colocón físico de mayor intensidad, es posible utilizar un ratio equivalente a 1:7 o hasta 1:9, a medida que va pasando el tiempo y se hacen las pruebas necesarias para lograr el resultado adecuado en función de la preferencia del consumidor.

Una de las mayores ventajas que tienen los consumidores de Jelly Hash en España es que en cualquier tienda dedicada al mundo cannábico es posible encontrar todos los utensilios y materiales necesarios para su elaboración, sin que esto represente algún tipo de problema legal.

Es importante destacar que no es recomendable agregar ningún otro ingrediente a esta receta que pueda provocar una alteración a escala física y química del resultado final, pues esto puede repercutir también en la salud de quien consuma el concentrado, que ya posee un efecto bastante intenso y potente por la pureza de los componentes con los que se prepara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba