¿Tiene el CBD beneficios para el TDAH?

El Cannabidiol, un cannabinoide que impacta en el cuerpo de manera positiva, y, a diferencia del THC, no produce efectos psicoactivos o de estar ‘volando’, asimismo, el potencial terapéutico del CDB es enorme, tanto, que incluso para el tratamiento de trastornos como el TDA/TDAH puede resultar interesante.

Del mismo modo, para nadie es un secreto que en muchos casos el trastorno por déficit de atención con hiperactividad se trata por medio del consumo de medicamentos, sin embargo, estos pueden no ser del todo positivos, es por ello que los especialistas en el asunto, apoyándose con toda la evidencia que hay al respecto del CBD empiezan a confiar en este componente como una vía de tratamiento para este trastorno, y te adelanto, los resultados son prometedores.

Ya sin ir más lejos, te invito a continuar disfrutando de todo el contenido, porque además de conocer un poco más a fondo al TDA/TDAH, vamos a conocer cómo el Cannabidiol puede impactar de manera positiva en estos trastornos por déficit de atención.

¿Qué es el TDAH?

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad es el nombre que responde a las siglas de TDAH, y es aquel problema que evita la capacidad de concentración tanto en niños como adultos, asimismo, se detecta mayormente en niños, siendo el lado masculino el más afectado.

Para que el diagnóstico del trastorno se haga presente, los síntomas propios del trastorno deben aparecer antes de la edad de 7 años y tener presencia durante al menos 6 meses continuos. Asimismo, estos se deben notar en múltiples contextos, como en la escuela, el hogar y en caso de ser un adulto, en el campo laboral.

Síntomas del TDAH

Cuando un niño suele tener TDAH su capacidad de atención es prácticamente nula, no completan actividades diarias sencillas, no escuchan, tienen una personalidad impulsiva y tienden a cometer muchos errores sin saber la razón. Por otra parte, la hiperactividad está presente en cada momento, hablan de manera descontrolada y no sienten frustración alguna al equivocarse.

Esto se debe a que este trastorno tiene una implicación directa con el funcionamiento ejecutivo y regulación de las emociones. Es por ello que los siguientes síntomas son muy frecuentes:

  • Falta de calma y presencia de nervios.
  • Control casi nulo de las reacciones impulsivas.
  • Hablar en exceso, aún si hay que interrumpir a alguien más.
  • Poca sensación de peligro aún si el momento lo requiere.

Cuando un niño tiene TDAH es común ver comportamientos muy repetidos entre quienes lo padecen, y es que la dificultad para interactuar con la sociedad y cumplir determinados objetivos son asuntos con los que tienen que lidiar.

Del mismo modo, el TDAH nunca suele estar presente por si solo, ya que está acompañado por baja autoestima e incluso depresión, además de los cuadros de ansiedad, problemas para aprender (leer, escribir, sumar…) y en algunos casos problemas de adicción a ciertas sustancias. Es por ello que el acompañamiento para quien lidia con este trastorno es clave, puesto que son personas víctimas de mucho abuso, distanciamiento y rechazo.

Diagnóstico y tratamiento

Ya comentaba al inicio que en muchos casos el diagnóstico aparece en los niños, los cuales mucho antes de los 7 años se determina la presencia del trastorno.

De manera convencional, el tratamiento del trastorno por déficit de atención con hiperactividad suele incluir medicamentos estimulantes, siendo el metilfenidato y anfetaminas los más empleados.

Asimismo, quienes hacen parte de su rutina el consumo de estos estimulantes, afirman los efectos relajantes, y es que se encargan de brindar un estímulo directo de dopamina. Sin embargo, estos estimulantes ocupan la desregulación dopaminérgica, por lo que aún no se tiene claro un tratamiento exacto.

A su vez, cada vez surgen aquellos que se oponen por este método de tratamiento, ya que muchas de estas sustancias además de tener efectos secundarios complejos, tienen un comportamiento adictivo. Es por ello que gracias a los nuevos estudios, el Cannabidiol está tomando fuerza como potencial tratamiento.

Hay dos tipos principales de trastornos por déficit de atención

La falta o déficit de atención, más que una enfermedad, es considerado como un síntoma o trastorno, y es que su comportamiento propio no conlleva a una enfermedad neurológica, más bien implica una acción sobre el comportamiento, es decir, el TDA/TDAH no genera algún tipo de daño físico o mental.

Si tallamos una línea, el TDA se ubica en un extremo y el TDAH en el otro, en el que el resto de la línea es una escala de diferencias entre ambos. Asimismo, al ser el déficit de atención un síntoma, es algo provocado por diferentes factores que al arreglar se reduce la fuerza de este síntoma.

1. Trastorno por déficit de atención (TDA)

Si bien el TDA se muestra como una variante más suave del TDAH, puede llegar a tener problemas serios, y es que para algunas personas que padecen de este problema la concentración es algo imposible de lograr.

2. Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Esta variante del trastorno cuenta con la diferencia de presentar hiperactividad, y es que en este caso se presenta una serie de cambios sobre los niveles de los neurotransmisores. No obstante, esto no es así del todo, ya algunos estudios indican cómo, por un lado, el TDAH se debe a un bajo nivel de dopamina, mientras que otros afirman como unos niveles elevados de dopamina son los responsables.

Del mismo modo, hay otros estudios que demuestran como otros neurotransmisores como la serotonina, el GABA y la norepinefrina pueden estar dentro de ese asunto.

Por toda esa falta de acuerdos en cuanto a la investigación, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad se considera un síntoma y no una enfermedad como tal.

Beneficios del CBD para el TDAH

Ya explicaba en puntos anteriores que un sistema convencional de tratamiento, es normal el uso de medicamentos de metilfenidato, sin embargo, sus efectos secundarios (pérdida de apetito, alteraciones en el descanso…) y su potencial adictivo, hacen que no se vea con buenos ojos un tratamiento de este estilo.

Caso opuesto ocurre con el CBD, el cual además de su potencial terapéutico, no tiene un comportamiento adictivo y sus efectos secundarios son muy leves. A su vez, su consumo no genera algún efecto de ‘vuelo’, puesto que el componente encargado de ello (THC) no cuenta con la concentración suficiente.

Al mismo tiempo, un tratamiento con el consumo de CBD no es que impacte directamente sobre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, por el contrario, mejora los aspectos relacionado con la aparición de los síntomas.

Dosis de CBD y cómo tomar CBD contra el TDA/TDAH

El aceite de CBD es de los productos más recomendables para el tratamiento del TDA/TDAH, sin embargo, para asegurar su efectividad es necesario suministrar las dosis adecuadas del aceite, es por ello que te voy a enseñar como puedes determinar la dosis adecuada con 3 pasos muy sencillos que puedes hacer:

1. Debes obtener CBD de calidad

Para asegurar la efectividad del tratamiento el CBD tiene que tener la mayor calidad posible, y para ello debes tener tiempo libre y estar bien informado.

Si bien encontrar productos de CBD con muy buena calidad es muy complicado, puedes recurrir a tiendas online y analizar muy bien lo que ofrecen, es cuestión de comparar.

2. Experimenta para hallar la dosis

Encontrar una dosis adecuada puede resultar complicado la primera vez, de todos modos, existen algunos consejos que pueden ayudar en la búsqueda de la dosificación adecuada.

Lo más aconsejable para hallar la dosis correcta, es iniciar siempre por lo más bajo, es decir, una dosis muy pequeña y  conforme avanzan las semanas ir aumentando progresivamente mientras se van notando los efectos de cada dosis.

En el caso del tratamiento contra el trastorno por déficit de atención con hiperactividad no se recomienda experimentar, por el contrario, lo mejor es acudir con un especialista y que sea este quien evalúe tu caso y determine la dosis, especialmente cuando se están consumiendo otros medicamentos estimulantes. En el caso de los niños siempre aplicar dosis muy bajas.

La mejor manera para suministrar dosis reguladas es por medio del aceite de CBD, ya que gracias al gotero puede tener cierto control del suministro. Mismo caso sucede con las gomitas, ya que podemos dividirlas en dos o más fragmentos, por lo que hallar una dosis resulta más fácil.

Si deseas consumir el CBD por medio de otros productos como las cápsulas, es necesario que las adquieras ya teniendo el conocimiento de la dosis exacta para tu caso.

3. Después de un consumo continuo durante un mes toca evaluar el progreso

Para notar algún progreso en el tratamiento con CBD, además de consumir la dosis correcta debe haber una constancia. Del mismo modo, los resultados y avances en el tratamiento pueden variar en cada persona, mientras que algunos pueden reportar cambios después de varias semanas, otros por el contrario reportan sus avances de manera casi inmediata. La verdad es puede variar dependiendo de la persona.

Una recomendación dada por muchos especialistas en el tema del CBD como tratamiento para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad recomiendan tener una pequeña libreta de nota, y por medio de esa libreta vas escribir una serie de preguntas y responderlas después del uso continuado, dichas preguntas son:

  • ¿En una escala del 1 al 10 cómo aparecen los síntomas?
  • ¿Existen días o momentos concretos del mismo donde los síntomas son más fuertes?
  • ¿Cuántas horas de sueño presentó al día? ¿Más, menos de 7?
  • ¿He notado mejoría o empeoro en los síntomas?

Una vez pasado el mes completo consumiendo CBD, es el momento de responder de estas preguntas.

Si bien el lapso de tiempo es de 1 mes, puedes esperar un poco más, de todos modos, el Cannabidiol no es dañino y se puede consumir durante mucho tiempo sin siquiera ver algún tipo de efecto adverso.

Conclusión: ¿Es efectivo el CBD para el déficit de atención e hiperactividad?

A pesar de la falta de estudios, si realizamos un análisis detallado sobre la información que habla sobre el Cannabidiol y su potencial terapéutico sobre el TDAH notará como este cannabinoide puede tener una relación directa y prometedora desde el punto de vista médico.

Por otra parte, ya los informes de quienes se han atrevido a emplear el CBD para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, y es que a pesar de no tener una implicación directa, cuenta con la capacidad de mejorar la concentración gracias a la mejora de otros pilares relacionados como el sueño y el estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba