CBD para el tratamiento del eccema

En el último tiempo una serie de estudios pequeños han sugerido como las cremas de CBD pueden ser una ayuda bastante interesante para reducir los síntomas del eccema.

Aunque ya hablaremos de ella más adelante, partimos de la base que el eccema o dermatitis atópica es básicamente un padecimiento en la piel que provoca inflamación, resequedad, enrojecimiento, dolor y esa sensación general de incomodidad.

En ese sentido, si es tu caso y estás lidiando con la seguramente has probado infinidad de tratamientos, pero ninguno te lleva a un rumbo fijo, por esta razón te invito a seguir leyendo.

Ya que el Cannabidiol increíblemente representa un potencial terapéutico bastante prometedor en diferentes tratamientos, y el eccema está incluido, así que toma nota y aprovecha el contenido. ¡Vamos a ello!

¿Qué es el eccema?

En primer lugar vamos a conocer exactamente qué es el eccema.

El eccema es básicamente la terminación que se emplea para la dermatitis. En ese sentido, sus diferentes variantes coinciden en ciertos aspectos, siendo la comezón y sequedad en la piel uno de ellos, al igual que el salpullido en el rostro, en la zona interior de codos, rodilla, manos y pies.

Asimismo, la hinchazón, picazón y enrojecimiento en la piel son otro de los síntomas más  frecuentes.

El eccema afortunadamente no se contagia, no obstante, tampoco se conoce su causa exacta, pero se deduce que puede deberse a causas patológicas, ambientales y en algunos casos el estrés, aunque sobre este último hablaremos más adelante.

Algo a tener en cuenta sobre el eccema es que puede empeorar o mejorar con el paso del tiempo, y es que se trata de una afección duradera.

La variante más común del eccema ya comentaba que es la dermatitis atópica, la cual se presenta sobre todo en bebés y niños, pero también son muchos los casos en adultos.

Conforme el niño que padece esta afección se va desarrollando hasta la adultez, este problema puede incrementar o incluso desaparecer, pero en este último escenario la piel suele quedar con sequedad y con la capacidad de irritarse fácilmente.

Cannabinoides en la dermatología

El uso tópico de la planta Cannabis Sativa L data de la antigua China, época en la que sus preparaciones se empleaban de manera externa para tratar úlceras, heridas, erupciones cutáneas e incluso pérdida del cabello.

Pero remontándonos a la actualidad, específicamente a inicios del siglo XX, un poco antes de la prohibición, los aceites cannabicos eran utilizados y comercializados en cada farmacia con el fin de tratar vejiga irritable, callosidades, dolores menstruales y también para tratar adicciones a sustancias, que en esa época era el opio.

Cabe destacar que la piel cuenta con todos los componentes del sistema endocannabinoide, los receptores metabotrópicos CB1R-CB2R, compuestos endocannabinoides AEA y 2-ag así como los inotrópicos de cannabinoides TRPV-1 y rosas las enzimas involucradas en la síntesis y metabolismo por parte de los cannabinoides.

Esos distintos componentes del sistema endocannabinoide se encuentran involucrados en los mecanismos fundamentales de la regulación cutánea.

Como lo es controlar el crecimiento epidérmico y los anexos dérmicos, las respuestas inflamatorias e inmunes, la supervivencia superficial, la transmisión de los estímulos sensoriales hacia el sistema nervioso central y demás actividades.

No obstante, a pesar de todo este extenso historial, el campo del Cannabidiol y su empleo en la dermatología aún está en pañales, pues las investigaciones al respecto todavía no son las suficientes para sacar conclusiones al respecto, y bueno, la evidencia científica que existe fue realizada de forma muy limitada.

Sin embargo, la evidencia va en aumento, y lo que sí es cierto, es el potencial del CBD y demás cannabinoides para tratar enfermedades inflamatorias en la piel como lo es la psoriasis o eccema.

Sintomatología del eccema y cómo el CBD podría ayudar

De manera aproximada, un 17,5% por parte de niños y un 1,5 % de los adultos padece dermatitis atópica, casos en los que su piel se torna con los síntomas mencionados anteriormente.

En ese sentido, el CBD puede resultar muy interesante para su tratamiento, pero, todavía existe cierta desinformación entre la población general con respecto a este cannabinoide, no obstante, vale aclarar que este componente a pesar de su origen (planta del Cannabis Sativa) no presenta los efectos psicoactivos que se le conoce a la marihuana.

Esto representa que los diferentes productos con CBD como elemento principal no van a generar ese efecto de vuelo que provoca la marihuana.

Por otro lado, cabe destacar que gracias a nuestros receptores cannabinoides (CB1 y CB2) ubicados en nuestro cuerpo, y como ya comentamos, en la piel, su recibimiento por nuestro organismo es óptimo en ese aspecto.

Por tanto, el Cannabidiol se puede vincular con estos receptores y así brindarnos todos sus beneficios, además, podemos suministrarle de forma tópica y así disminuir afecciones en la piel, sobre todo aquellas relacionadas con la inflamación.

Efectividad de las cremas con CBD en el eccema

Para resolver este punto vamos a partir desde los diferentes estudios realizados con relación al CBD y el tratamiento del eccema, además, más allá de las conclusiones de dichos estudios, hay que dejar claro que las propiedades del Cannabidiol en sí pueden ser beneficiosas para aliviar los síntomas del eccema.

Estudios publicados sobre el poder antibacteriano y antimicrobiano del CBD

En el año 2008 se realizó un estudio en el que se investigó el potencial antibacteriano de algunos cannabinoides del Cannabis.

En ese sentido, los estudios mostraron como el Cannabidiol tiene una papel relevante en contra de una variante Staphylococcus aureus. Esta es una cepa bacteriana que muestra resistencia ante la meticilina, pero ante el CBD eso no era así.

Adicional a ello, un estudio realizado en el 2020 comprobó como lo anunciado por dicho estudio del 2008 era cierto.

Salvo que en este nuevo estudio se comprobó como el Cannabidiol potencia el trabajo del antibiótico bacitracina ante las bacterias de tipo Gran-positivas. Entre las que destacan la ya mencionada Staphylococcus.

En pocas palabras, el par de estudios mencionados concluyen que CBD cuenta con un potencial antimicrobiano muy fuerte.

Además, ya vimos que el Cannabidiol tiene una eficacia muy fuerte ante la bacteria Staphylococcus Aureus, bacteria que normalmente termina en la aparición de la dermatitis atópica.

Poder antiinflamatorio

Muchos cannabinoides cuentan con el poder de reducir la inflamación e inhibir las posibles reacciones alérgicas en la piel, y esto se debe gracias a la unión de los mismo con los receptores mencionados anteriormente ubicados en la piel.

Alivio de la picazón

El Dr. Henry Granger Piffard (paciente de eccema) en un libro que habla sobre la terapéutica dermatológica, relata como el Cannabis le puedo ayudar a reducir la picazón en sus manos a causa del eccema.

Esto marcó un punto en el que se publicaron más estudios al respecto del CBD y su relación en el tratamiento de afecciones dermatológicas.

Además, también es necesario destacar como la sequedad en la piel, las fibras nerviosas sensoriales y la secreción de histamina son síntomas propios del eccema, siendo esos mismos síntomas quienes desencadenan la picazón.

Al respecto, algunos cannabinoides gracias a sus propiedades pueden tener un potencial considerable para tratar esos síntomas del eccema.

Relación entre el estrés y el eccema

En Internet son muchos los artículos relacionados con el estrés y como este resulta insano para el ser humano.

En lo que respecta a nivel psicológico, el estrés repetido puede generar ansiedad, falta de motivación e incluso depresión.

En el lado físico, el estrés elevado y prolongado se puede manifestar a través del dolor de cabeza, dolor estomacal, tensiones musculares y afecciones en la piel como el ya mencionado eccema.

Entonces ¿Qué tiene esto que ver?

Esta es una pregunta que seguro te estarás haciendo, pero en líneas generales, el eccema en muchos casos está provocado por un sistema inmunológico de tipo hiperactivo.

Esto en respuesta ante un agente ya sea interno o externo por parte de nuestro sistema inmunitario, el cual puede generar una excesiva inflamación.

Su resultado es la aparición de manchas rojas, irritación y dolor en ciertas zonas de la piel, los cuales suelen ser la cara, manos, y los mencionados codos y rodilla.

Ante ello, aún no se conoce razón del comportamiento del sistema inmunitario para desencadenar dichos síntomas, por lo que al día de hoy no existe un tratamiento específico como tal.

No obstante, si que se puede tener un control por parte de dichos síntomas y de los agentes que generan esa aceleración en el sistema inmunitario.

En ese sentido, agentes como el champú, el humo del cigarrillo, la sequedad en la piel, alimentos a los que una persona es alérgica pueden relacionarse a una aparición del eccema en las personas.

Por esta razón es importante identificar cuál puede ser el factor que desencadenó este padecimiento, ya que al conocerlo no resulta difícil.

Siguiendo con el caso del estrés, a pesar de haber limitación en las investigaciones, muchas de ellas sugieren que una prolongación en el estrés puede desencadenar brotes de eccema.

Esto la verdad también se relaciona directamente al Cannabidiol, y es que el Cannabidiol se relaciona directamente como un tratante del estrés, por lo que puede haber cierta correlación en ese sentido, ya que al reducir el estrés, siempre que este sea el causante del eccema, puede disminuir o incluso eliminar dicha afección.

¿Qué sugieren los investigadores sobre el CBD como un complemento del tratamiento del eccema?

Anteriormente ya hablábamos sobre algunos estudios al respecto, pero la verdad es que aún no hay nada 100 % preciso en ese sentido.

El alivio de la afección puede darse de la mano del CBD, así lo indica un estudio clínico publicado por Clínica Terapéutica. Su objetivo era básicamente investigar el posible efecto que las cremas a base de CBD pueden tener en enfermedades cutáneas.

En dicho estudio se trabajó con un total de 20 pacientes de eccema, a quienes se les aplicó una crema de CBD de uso tópico en aquellas áreas afectadas por dos veces al día en un período de tres meses.

Utilizando los datos del análisis realizado en la piel, con cuestionarios clínicos y guías fotográficas, dichos resultados evidenciaron que el tratamiento por vía tópica con este tipo de cremas CBD mostró una mejora notable en dichos parámetros de la piel.

Además, los autores sumaron que no hubo presencia de algún tipo de irritación o reacción alérgica mientras se realizó el tratamiento.

Claro, ya comentaba que todavía queda camino por recorrer no solo por parte del CBD, sino que también por parte de los mecanismos subyacentes de la dermatitis atópica (eccema). Y claro, mientras surgen más estudios al respecto, podemos tener claro que los efectos del Cannabidiol en el tratamiento del eccema son alentadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba